Alumnos de Cerceda navegaron por Treviso

La Voz CARBALLO / LA VOZ

CERCEDA

Cinco grupos de O Cruce aceptaron el desafío Boat4school y fabricaron botes de alta tecnología en miniatura

15 feb 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Treinta alumnos de segundo y tercero de la ESO del colegio O Cruce de Cerceda llegaron ayer de Italia tras competir con estudiantes de ese país y de Portugal en la recta final del programa Boat4school , una iniciativa que se inició hace más de dos años y que consiste en la fabricación de una pequeña embarcación a control remoto con la que tienen que enfrentarse a sus compañeros en un desafío en el que no solo muestran su habilidad como navegantes, sino su capacidad para diseñar y realizar un artefacto que debe cumplir una serie de tareas.

El principio

Tras anotarse, el colegio O Cruce recibió una impresora 3D, imprescindible para participar en este tipo de iniciativas europeas. Pero el centro cercedense fue más allá y con el aparato ganó un concurso que le reportó 2.500 euros y permitió comprar un sistema más avanzado, según explicó ayer la directora Milagros Trigo desde Barcelona, donde la expedición realizó una escala.

Los escolares tuvieron que fabricar todas las piezas, bajo el lema de la máxima sostenibilidad ambiental, y hacer navegables sus artilugios y finalmente pusieron las cosas difíciles a los 10 equipos italianos, hasta el punto de que uno de los grupos cercedenses quedó de segundo.