Día uno de Liñares tras anunciar su marcha: «Recibín centos de mensaxes, ningún deles de que marche»

«Estou tranquilo, sigo na alcaldía e cando remate o que teño pendente, marcharei, como xa dixen», dice el alcalde de Cerceda


Carballo / La Voz

«Estou coma sempre». Así de tranquilo relató el miércoles el todavía alcalde de Cerceda, el socialista José García Liñares, como había sido su jornada de trabajo, un día después de haber anunciado su marcha del consistorio tras un cuarto de siglo, después de ser ratificada por la Audiencia Provincial su inhabilitación durante 8 años para ejercer cargo público por prevaricación administrativa.

El regidor señaló que acudió a su despacho «coma sempre». Departió con integrantes de un estudio de arquitectura, se reunió con compañeros de gobierno, atendió a los vecinos que acudieron a su despacho... Lo que sí fue diferente con respecto a una jornada normal de trabajo de los últimos años es que su teléfono echó humo: «Recibín moitas chamadas e centos de mensaxes, varios aínda sen contestar porque non tiven tempo, pedindo que pelexara, que seguira, que recorrese ante o Supremo, para darme as grazas polo que fixen por Cerceda nestes anos... Pero ningún deles foi para pedir que marchara», comentó en tono de agradecimiento.

Sobre la fecha en la que dejará la alcaldía, José García Liñares dijo que primero «hai que rematar o traballo pendente» y luego se irá para casa. No quiere dejar ningún cabo suelto pensando en el futuro mandatario, o mandataria. Precisamente del tema sucesorio no quiso hablar el regidor, de 69 años de edad recién cumplidos, aunque todo apunta a que será el número 2 del ejecutivo local, Juan Manuel Rodríguez García, el que tome el relevo hasta mayo del 2023.

Sobre la posibilidad de que la oposición (PP y BNG) le inste a dejar el cargo de manera inmediata, García Liñares indicó que «o que poden facer dende a oposición é pedir a execución de sentencia, nada máis». Incluso apuntó que podría recurrir esa hipotética ejecución de sentencia, aunque ya dejó claro que no lo iba a hacer. «Dixen que tiña que deixar unhas cousas feitas e cando as remate, marcharei». Sobre los plazos para el nombramiento de su sustituto, todo apunta a que se prevé el relevo para dentro de diez días, si se cumplen los plazos previstos por Liñares para concluir todo el trabajo que tiene pendiente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Día uno de Liñares tras anunciar su marcha: «Recibín centos de mensaxes, ningún deles de que marche»