El carril bici se atasca en Santiago

A Coruña es la única ciudad de la provincia en la que despega esa infraestructura


Ferrol / la voz

El carril bici apenas se ha desarrollado en los últimos once años en Ferrol y en Santiago y eso a pesar de las demandas de colectivos como Composcleta, de Santiago, que reclaman un impulso real. «O grupo actual de goberno en Santiago expresou no inicio da súa andaina unhas directrices nas que podiamos ver reflectidos os principios da ordenación da mobilidade cara á sostibilidade -explica Faustino Gómez-. Outra cousa son os feitos, tímidos e tibios, que xorden do goberno en minoría e a falta dunha actitude máis decidida de actuación».

Las sendas que se crearon hace más de una década en el entorno de Área Central apenas han medrado y los usuarios de este medio de locomoción deben buscar alternativas por arcenes, carreteras y aceras poco transitadas.

De Cerceda a Santiago

Es más, desde esta entidad abogan por aprovechar infraestructuras para crear nuevos caminos sin apenas inversión, el problema que paraliza casi siempre los proyectos. «Existe unha antiga vía do tren que une Santiago con Cerceda, unha vía verde que sería moi sinxelo converter en carril bici. e desde Cerceda poderíase unir coa colaboración dos concellos de maneira que houbera carril entre Coruña e Santiago», proponen los responsables de Composcleta.

Al igual que esta entidad, hay muchos usuarios que reclaman vías interurbanas o sistemas que permitan usar a diario los vehículos de dos ruedas. «Cando una asociación civil acaba facendo o que debería facer a administración pública, son o conxunto da sociedade e os seus políticos os que teñen un gravísimo problema», argumentan.

En Ferrol las asociaciones de vecinos llevan años reclamando que se cuide el estado actual de los carriles y se unan o se acerquen a barrios como el de Canido, uno de los que más crece en cuanto a población, con más posibles usuarios: «Queremos unha conexión co carril da Malata e coas rutas do centro -explica Roberto Taboada, presidente de la asociación vecinal de Canido-. Mais non é soamente facer o carril bici, é repensar a mobilidade urbana, desprazando ao vehículo privado e fomentando os transportes públicos. En resumen, facer do uso da bicicleta algo ordinario».

El doble en cuatro años

En A Coruña, el carril bici ha crecido en metros. En las inmediaciones del paseo marítimo hay varios establecimientos que alquilan bicis a los turistas: «El 50 % de los alquileres son a extranjeros, los demás son visitantes gallegos y del resto de España», cuenta Juanma Roca, de Eco-Lógica. «La mayoría nos felicita por el emplazamiento de la ruta -apunta-, ya que pueden recorrer la ciudad al lado del mar y llegar a la Torre de Hércules». En la parte turística la infraestructura necesita mejoras. El nuevo carril creció hasta A Pasaxe y permite al fin salir de la ciudad con seguridad, al igual que otros nuevos la surcan con el objetivo de que su uso vaya más allá del turismo. En total, a finales de este año habrá en la urbe algo menos de 35 kilómetros de carriles -algunos compartidos con coches-, el doble de los que había hace cuatro años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El carril bici se atasca en Santiago