González Formoso pide un plan alternativo para la central de Meirama

El presidente de la Deputación cree que Naturgy no puede cerrar la central cercedense sin que ofrezca soluciones

X. A.
carballo / La Voz

El anuncio del cierre de la central de Meirama (Cerceda) previsto para junio del próximo año continúa provocando reacciones e iniciativas. El presidente de la Deputación de A Coruña, Valentín González, se reunió en Madrid con el secretario de Estado de Enerxía, José Domínguez Abascal, para pedirle que el Ministerio para la Transición Ecológica «non autorice o peche» sin que «Naturgy poña enriba da mesa un plan alternativo sólido e viable» que tenga el respaldo de las Administraciones públicas implicadas y de los trabajadores. Según González Formoso, el proyecto que exponga la empresa ha de garantizar «os niveis de emprego actuais» y amortiguar el impacto socioeconómico que la clausura de la térmica va a tener sobre las áreas de Cerceda, Ordes y A Coruña y, en general, sobre toda la provincia.

El presidente de la Deputación coruñesa quiso poner de manifiesto el «carácter estratéxico» de la planta cercedense para la generación de energía para toda Galicia y la incidencia de su liquidación en el incremento del precio de la electricidad, «que xa acumula importantes subas nos últimos meses», apunta. Está convencido González Formoso de que la decisión de Naturgy llevará aparejado «un duro golpe económico para a zona», pues afectará a un centenar de empleos y un grave impacto sobre numerosas empresas y negocios del área de influencia. Solo una alternativa viable puede aliviar estas consecuencias, razón por la que pidió al secretario de Estado que inste a la compañía a buscar una salida útil.

En la Deputación informan de que Domínguez Abascal se comprometió a que el Gobierno revisará la propuesta de Naturgy y buscará por todos los medios la conservación del empleo. Formoso, por otra parte, trasladó su solidaridad al comité de empresa, que realizó un cierre en el Concello de Ordes. Al tiempo pidió a la sociedad eléctrica que cumpla «o compromiso» con Galicia y Cerceda.

Los 15 representantes de los trabajadores encerrados en Cerceda abandonaron el viernes su medida de protesta. El presidente del comité, Bautista Vega, comentó ayer que ahora están a la espera de las reacciones de la compañía y de las Administraciones. A la primera le exigen que explique en qué tecnologías va a invertir para hacer posible el mantenimiento de los puestos de trabajo directos e indirectos y a la Xunta le piden la formación de una comisión mixta para defender en Madrid una postura consensuada sobre la situación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

González Formoso pide un plan alternativo para la central de Meirama