Activistas de Greenpeace suben a lo alto de la torre de Meirama para exigir el cierre de la central

Han accedido al recinto de la planta de forma pacífica a primera hora de esta mañana

Activistas de Greenpeace escalan la torre de la central térmica de Meirama Denuncian el gran «impacto climático y sobre la salud» de la quema de carbón

Redacción

Activistas de Greenpeace han accedido a primera hora de esta mañana a la central térmica de Meirama, operada por Naturgy, en Cerceda para exigir su «cierre por su impacto climático y para la salud». Varios de ellos se han encaramado con pancartas a lo alto de la torre de refrigeración.

Miembros de la organización ecologista han ocupado la zona de descarga del carbón, mientras otros han subido hasta la parte de arriba de la torre de refrigeración, de unos 130 metros de altura, con pancartas con lemas como «Apaga el carbón» y «No al carbón» con la intención de hacer «un gran dibujo de una grieta que simbolice la situación de la industria de la quema del carbón y poner de manifiesto la necesidad de dar el paso a un sistema 100% renovable». 

Greenpeace está retransmitiendo en vivo a través de su blog y de Twitter esta acción reivindicativa en Meirama. 

Con esta acción de protesta, Greenpeace pretende, según informa en un comunicado, denunciar «que el carbón es el principal responsable del cambio climático en el mundo y Naturgy la segunda empresa que más cambio climático provoca en España además de estar entre las veinte compañías carboneras más contaminantes de Europa».

Esta acción reivindicativa se produce a tres días del inicio de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el cambio climático en Polonia.

A través de su cuenta de Twitter los activistas de Greenpeace encaramados en la torre de refrigeración de Meirama han mostrado en un vídeo las imágenes que observan desde lo alto.

Naturgy es propietaria de tres centrales térmicas de carbón, más la térmica de Anllares (León) que comparte en propiedad con Endesa. 

A mediados de este mes el Gobierno aseguró que prevé el cierre de la central de Meirama en junio del 2020. La planta de Cerceda de momento no está en obras de reforma, como la de As Pontes, para reducir emisiones contaminantes a partir del 2020 y la compañía aún no ha despejado oficialmente el futuro de la planta y tampoco quiso opinar en ese momento sobre la fecha anunciada por el secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal.

«Es hora de que Naturgy asuma un compromiso urgente y real en la lucha contra el cambio climático y la transición energética y anuncie que no invertirá en alargar la vida de sus térmicas de carbón y por tanto las cerrará en el año 2020 como muy tarde», asegura Tatiana Nuño, responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace. También pide a la empresa que asegure que «las centrales nucleares en las que participa se van a cerrar a medida que vayan finalizando sus actuales licencias de explotación».

Greenpeace denuncia que Meirama es «la central térmica más contaminante de la eléctrica» y que ocupa «el puesto 64 en emisiones contaminantes de las 266 centrales que se han analizado en Europa».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Tags
Comentarios

Activistas de Greenpeace suben a lo alto de la torre de Meirama para exigir el cierre de la central