«Andábamos con la mosca detrás de la oreja, pero este es un palo muy duro»

El anuncio del cierre de Meirama para junio del 2020 supone un varapalo para la comarca de Ordes, según los vecinos y los empleados de la planta térmica de Naturgy

«Andábamos con la mosca detrás de la oreja, pero este es un palo muy duro» El anuncio del cierre de Meirama para junio del 2020 supone un varapalo para la comarca de Ordes

Carballo / La Voz

Caras largas hoy entre los trabajadores a la salida de la central térmica de Meirama. Uno de ellos, que solicitó anonimato, relató: «Andábamos con la mosca detrás de la oreja desde hacía tiempo, pero esto es un palo muy duro para la comarca. Solo en la planta somos 180, a los que hay que sumar las industrias auxiliares y, ojo, también a los trabajadores del puerto de A Coruña», esgrimió.

En Cerceda, el anuncio del cierre por parte del Gobierno central de la planta de Naturgy para junio del 2020, no ha cogido de sorpresa. «Aquí, os de Cerceda xa levamos tempo oíndo falar do peche», apuntó Sergio Gil, gerente de Agroferretería Cerceda. Según él, la multinacional lleva tiempo gestionando en secreto los trabajos de desmantelamiento de la planta: «Hai xente, incluso, que sabe que empresa fará estes traballos, outra cousa é que non o queiran dicir. Agora hai que preguntarse como van facer e como van desmantelala». Este autónomo de 31 años realizó la siguiente reflexión: «O golpe para a comarca é moi importante en canto a emprego. En lugar de xerar emprego o que fan e destruílo e o Goberno o consinte. ¿Que van facer con ese medio milleiro de postos de traballo? Alguén debería dar unha explicación».

Una opinión compartida por Iván Fraga, un joven cercedense de 24 años: «Vindo do carbón era lóxico pensar que ía ocorrer, pero non deixa de ser unha mala noticia para Cerceda e para a comarca de Ordes en xeral», apuntó este empleado de mantenimiento de una lavandería. Pero añadió: «Se fan o investimento previsto e reducen as emisións á atmosfera, podería seguir traballando uns anos máis mentres que non haxa consenso sobre o futuro enerxético».

Sonia Alén, de Pescadería Anticrisis, ubicada en la céntrica avenida de Galicia, dijo: «Es muy triste que tanta gente vaya a perder su empleo. Primero Alcoa ahora Meirama... Hablamos de empresas que ganan mucho dinero, que generan grandes beneficios y que lo único que hacen es despedir gente».

Solución

«Habría que meter mano a todas aquellas empresas que ganan dinero y que la única solución que ofrecen es el despido masivo de empleados», comentó María Elena Barrigón, vecina de Monte Xalo (Cerceda), que trabaja en el puerto de A Coruña, uno de los afectados por este anuncio ministerial: «La actividad allí cayó en picado, en la pesca, la lonja.... No puede ser».

Comité de empresa

Por su parte, el presidente del comité de empresa de la central térmica de Meirama, Bautista Vega Tato (CIG), se mostró cauteloso ante el anuncio lanzado por el secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal: «As declaracións do secretario de Estado son algo que vén do 2010 e que xa se deixou claro no seu momento que a data límite era o 2020. Iso non é a novidade. A novidade é que diga que no 2030 se deixe de producir enerxía con carbón e que se xerará de xeito natural». Y añadió: «Creo que é unha opinión do secretario de Estado de Enerxía, unha reflexión persoal, pero, que eu saiba, non está avaliada nin polo ministro nin polo Goberno. Os centros de xeración que se adapten a lexislación comunitaria van seguir producindo máis aló de 2030 porque vai ser necesario. Sobre todo, cando se anuncia na mesma semana o futuro dos vehículos que empregan combustibles fósiles».

En este sentido, Bautista Vega abogó por «un debate entre as partes implicadas, serio e sosegado de como facer a transacción para a produción das enerxías limpas. Pero hoxe por hoxe é inviable».

El presidente del comité de empresa señaló, en todo caso, que todas estas «declaracións non axudan. Nós esperamos que Naturgy decida investir, que é unha decisión que non teñen tomado, porque a nós a empresa non nos comentou nada. A última comunicación oficial da compañía é que está valorando acometer a inversión en Meirama para seguir producindo ata o ano 2040». Y recordó que la planta, además de ser más rentable en cuanto a costes de producción que otras térmicas que emplean carbón nacional, ha superado en los dos últimos años el 50 % de su capacidad total, «o que indica que é un centro competitivo en prezo e en tecnoloxía. Sería unha mágoa que Galicia perdera un enclave produtivo como este». Vega Tato también hizo un llamamiento a la Xunta de Galicia «para que participe y se implique en este tema y alertó de que los trabajadores adoptarán las medidas que sean necesarias para defender sus puestos de trabajo.

El alcalde, muy crítico

Más crítico y duro se mostró el alcalde de Cerceda (PSOE), José García Liñares: «Creo que son unhas declaracións desacertadas por completo. Un Goberno que se atopa na situación parlamentaria na que se atopa, que no ten asegurado o día a día da súa xestión, que non sabe se vai seguir gobernando máis aló do 2020 non debería anunciar medidas deste calado. ¿E se vén no 2020 outro Goberno? ¿Ten que manter esa decisión?», reflexionó. Liñares habló de medias «precipitadas» como el anuncio de la eliminación de los coches de gasolina y gasoil para el 2040 o la aplicación de peajes en la autovías estatales, también para el 2020.

Ahora bien, García Liñares dejó claro que de confirmarse el cierre que la térmica de Meirama para junio del 2020 «sería unha moi mala noticia». Por un lado, el tema social y la pérdida de empleos y, por el otro, económico e, incluso, municipal «deixando de percibir [en impuestos] en torno a un 12 % do orzamento anual [unos 800.000 euros]»

Pero el alcalde volvió a referirse al anuncio de José Domínguez Abascal: «É un anuncio precipitado e con pouca cautela. Unha persoa como o secretario de Estado de Enerxía ten que ser máis cauto á hora de falar de medidas. Porque é moi fácil falar de medio ambiente e despois ¿que facemos con toda esa xente que está aí traballando?» En su opinión este tipo de decisiones deben ser «consensuadas» y analizadas «con profundidade con todos os axentes implicados».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Tags
Comentarios

«Andábamos con la mosca detrás de la oreja, pero este es un palo muy duro»