Industria premia a Meirama mientras Naturgy sigue sin aclarar su futuro

T. Longueira / S. G. rial CARBALLO / LA VOZ

CERCEDA

JOSE MANUEL CASAL

El comité de empresa eleva a más de 500 los afectados si se cierra la planta térmica

07 ago 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Naturgy, antigua Gas Natural Fenosa, continúa sin desvelar si acometerá la inversión comprometida en el 2015 de cien millones de euros para ampliar la vida útil de la planta térmica de Meirama, en funcionamiento desde diciembre de 1980. Y según confirmaron ayer desde la multinacional, esa decisión no se va a adoptar, por lo menos, en agosto. Habrá que esperar, como mínimo, al regreso de las vacaciones estivales para ver si se produce algún movimiento. De no ejecutarse la inversión comprometida, la planta tendría fecha de caducidad: año 2020. De lo contrario, podría prolongar su vida hasta el 2045.

Pero mientras la cúpula de Naturgy deshoja la margarita, Industria, a través de Red Eléctrica (empresa dedicada en exclusividad al transporte de energía eléctrica en España), continúa premiando a la térmica cercedense con carga de trabajo. Así lo confirmó ayer el presidente del comité de empresa, Bautista Vega Tato (CIG): «A nivel de produción temos asignados para este ano 2,7 millóns de megavatios», una cuantía más o menos similar a la del 2017 y superior, en general, a la de ejercicios precedentes. En concreto, desde el 2011, cuando Industria empezó a reactivar la producción energética en Meirama debido a sus bajos costes de producción al utilizar carbón de importación, principalmente de EE.?UU. y Sudáfrica.

Bautista Vega tiene claro que la planta es rentable: «Ten uns custes de produción inferiores aos doutras, que empregan carbón nacional». Y en lo que a emisiones se refiere, «co investimento de cen millóns acordado pola empresa o 31 de xaneiro de 2015 reduciríanse case por completo». Y añadió: «Coa planta desnitrificadora eliminaríanse as partículas de óxido de nitróxeno en favor do vapor de auga, e con respecto á planta desulfuradora, elimínase o 95 % das emisións de xofre á atmosfera».