CARBALLO / LA VOZ

«Acabaremos a iso das catro e media da mañá», decía ayer por la tarde José García Liñares, alcalde de Cerceda, mientras de fondo sonaba ya la orquesta de la verbena. Los Satélites y el Combo, dos de los platos fuertes de una nueva Festa do Cochiño (21.ª edición) que el tiempo respetó. Era lo que deseaban desde el Concello, organizador, para esta cita gastronómica. Chispeó algo antes de las doce, pero después de ahí nada y se quedó una tarde estupenda para disfrutar del manjar estrella, en sana competencia con el pulpo o el churrasco e incluso con las meriendas caseras. Esta de O Acevedo, con el parque acuático al lado, es en cierta manera una romería, pero especial. El cochiño es el rey y le da nombre a la celebración, y motivos hay. Lentamente, y con el tiempo que requiere, se fueron asando 18 ejemplares y todos ellos se agotaron. Si el oído no falla, la última ración se despachó a eso de las ocho y media. Las charangas y la animación propia de un encuentro fueron contribuyendo a animar un día que enfilaba la noche con la verbena. Tras los primeros pases de las orquestas, el espectáculo de Fórmula Abierta, grupo por el que optaron en Cerceda para completar el menú musical y alargar la noche festiva, deseo de los jóvenes. Por gastronomía y fiesta no iba a ser, decía García Liñares la jornada antes del Cochiño. Y tuvo buena razón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El cochiño sigue siendo el rey en Cerceda