Un paso adelante hacia la normalización en A Silva

Ayer se colocaron en el colegio Celso Emilio Ferreiro de A Silva más de cincuenta pictogramas para niños con autismo


Carballo / La voz

El colegio Celso Emilio Ferreiro de A Silva (Cerceda) está hoy un paso más cerca de garantizar la inclusión a todos los colectivos y atender a todas las necesidades.

Ayer la ANPA colocó más de medio centenar de pictogramas para facilitar la comprensión y la autonomía del alumnado con autismo. Lo hicieron en colaboración con la dirección del centro, el Concello y la Federación Autismo Galicia, que colaboró facilitando los modelos estándar de los dibujos y dando indicaciones sobre su correcta utilización.

«Estamos moi sensibilizados coa diversidade funcional e, ademais, temos algún caso no colexio», explicaba ayer la secretaria de la ANPA, Noelia Barbeito, que añadía: «Ademais de facilitarlles o día a día hai que tamén fomentar a convivencia entre todos os alumnos e lograr que se normalice [esta doenza] e se rompa cos tabús que aínda existen».

También hubo obradoiros para infantil y primaria
También hubo obradoiros para infantil y primaria

Los indicadores, muy coloridos y gráficos, fueron distribuidos por cada estancia del centro, así como en los exteriores: clases, aulas de servicios múltiples, biblioteca, gimnasio, patio de recreo y baños, entre otras zonas. Pero es que además han colocado indicadores hasta en el más pequeño de los servicios, como en los timbres de entrada, en los buzones o en cada papelera.

«No centro temos a diversidade moi en conta e, aínda que só temos un neno, hai que fomentala», apuntaba ayer el director del colegio, Rafael Rodríguez, quien insistía en la obligación de dar visibilidad a iniciativas de este tipo y a las necesidades específicas de cada colectivo: «Hai certas cousas que se non se ven, é como se non existiran».

Mural que pintó Rachele Cavallo en el exterior del centro
Mural que pintó Rachele Cavallo en el exterior del centro

Además de colocar e inaugurar los pictogramas -acto al que asistió en representación municipal la concelleira de Cultura y Educación, Cristina Capelán- también presentaron dos murales pintados por Rachele Cavallo: uno de ellos con un árbol del conocimiento como elemento central, y el otro con diferentes frases de motivación y de prevención contra el acoso escolar. «Queremos que os nenos entendan o que é a empatía e saiban poñerse uns no lugar dos outros», enfatizaba ayer el director del colegio cercedense.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un paso adelante hacia la normalización en A Silva