«Vexo inviable que o Cerceda siga trala situación na que está»

El alcalde de Cerceda se pronunció sobre la polémica por la que atraviesa el club

.
M. R.
CARBALLO / LA VOZ

Quedan 17 días de plazo para que el Cerceda salde la deuda económica con los jugadores (la cifra incluyendo al cuerpo técnico ronda los 90.000 euros) y así evite el descenso administrativo a Preferente Autonómica, una vez consumada la caída deportiva a Tercera División. Pero la incógnita sobre el futuro del club va más allá tras las declaraciones que el alcalde de Cerceda, José García Liñares, dio ayer para los micrófonos de RadioVoz en la Cita co Concello. Su posición es tajante: «Como afeccionado e polos datos que teño, a situación é inviable, penso eu. Van quedar débedas que non tiñan que quedar», dijo.

Acuerdo que acabó en préstamo

El regidor se refiere a todos los problemas que acarreó la firma de un préstamo con el Lugo el pasado 7 de julio del 2017 para comprar la plaza dejada en Segunda B por el Boiro debido al impago de 94.000 euros. Él mismo recordó con todo detalle que lo que en un primer momento se trató fue un acuerdo a fondo perdido: «Cando se negociou co Lugo, que nesas conversacións si que estiven presente, redactouse un borrador do acordo que era que este club, que veu ó Cerceda e non foi o Cerceda a el, financiaba os 133.000 euros exactos que custaba a praza a cambio da xestión íntegra da entidade roxibranca. E así se fixo. Eles puxeron os salarios, eles ficharon... Pero, cando tiveron que pagar esa cantidade na notaría, 15 minutos antes chamaron ó presidente do Cerceda, a Costiñán, e transformaron o acordo nun préstamo. Curiosamente tres meses ó 8%, e a partir de aí, ó 18%, o cal é unha loucura nos tempos nos que estamos, pois ata nos bancos van máis baratos». Roza la usura.

Según el mandatario, la disculpa que puso el Lugo en el momento de la firma fue la siguiente: «Dixeron que non podía dar eses cartos porque tiñan socios e os estatutos non o posibilitaban, e que se arranxaría despois dalgún modo». No obstante, «as boas intencións non se viron por ningún lado, e non actuaron de boa fe», lamenta Liñares.

Cláusulas «abusivas»

Asimismo, especificó al pormenor las cláusulas del préstamo que calificó de «abusivas»: «O regulamento contemplaba que eles, por exemplo, podían poñer un director xeral ó seu servizo pagado polo Cerceda. Tamén, que a xestión administrativa tiña que estar ás súas ordes se había discrepancias. Incluso que o Lugo podía esixir os cartos do préstamo en calquera momento cos intereses correspondentes, e que tamén podía transformar o club en sociedade anónima deportiva e vendelo, pero que eles sempre terían o 60%, polo que o club era deles. Ou sexa, que eles mandaban en todo e non poñían nada, senón que o cobraban ben. E iso que sabían o presuposto cos ingresos e cos gastos que o club tiña, porque houbo que darllo». Sobre esto último, añadió: «Pignoraron os dereitos que tiña o Cerceda coa Televisión de Galicia, co Consello Superior de Deportes e coa Liga de Fútbol Profesional, o que supón algo máis de 425.000 euros, sendo que o presuposto do Cerceda era de 200.000, a metade. Entón, claro estaba que se no presuposto que tiñan esas cantidades figuraban para a actividade do club e as pignoraban, as cobraban eles, evidentemente o Cerceda tocaba fondo».

Demanda interpuesta

Finalmente, el alcalde llegó al momento culmen del asunto: «Como as cousas saíron mal, esixiron os cartos e solicitaron o embargo en tódolos sitios cantos viron. Así é que o Cerceda non ten nin un só euro de ingreso. Entón, ¿como vai poder pagar? A día de hoxe ten ó redor de 165.000 euros sen cobrar e 133.000 pendentes de pago. Polo tanto, paréceme inviable que sobreviva».

Una firma que resultó garrafal

No obstante, reconoció el gran error cometido por el presidente del club rojiblanco, Costiñán, que dio lugar a todos los problemas que ahora sufre el club: «Si ben é certo que el firmou ese papel e iso fai que o Lugo teña a razón xurídica, consultamos varios avogados e ningún contrato é facilmente anulable, pero evidentemente dependes dun xuíz. Pero serían dous procesos paralelos. Por un lado, estás inmerso nunha cantidade de débeda, e por outro, anulas o acordo, pero polo momento quedas bloqueado e os temas do xulgado duran catro anos».

Futuro negro

Habrá que esperar al próximo 30 de junio para ver los pasos que da el Cerceda, pero todo apunta a la desaparición del club.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Vexo inviable que o Cerceda siga trala situación na que está»