Concienciar para reciclar

Sogama lanza una campaña para reducir la basura en hogares

.

carballo / la voz

El desperdicio de comida es cada vez más un crimen ecológico. Un tercio de los alimentos que se producen día a día en el mundo para nuestro consumo acaban en el cubo de la basura. Con ellos se podría alimentar nada menos que a 2.000 millones personas.

Las cifras son alarmantes. España es el séptimo Estado de la Unión Europea que más alimentos desperdicia, y son los hogares los que más desechan. El 80 % de los comestibles se tiran a la basura tal cual se compraron, y solo un 20 % son sobras. Para paliar este problema global, y coincidiendo con el Día Internacional del Reciclaje, la Sociedade Galega do Medio Ambiente de Cerceda (Sogama) lanzará una campaña el próximo día 17 de mayo con la que pretende ayudar y concienciar a los ciudadanos a reducir los residuos de alimentos en sus hogares.

«Comer si, tirar non»

Este es el lema de la guía que Sogama remitirá a los concellos, centros educativos y asociaciones de toda Galicia para dar a conocer el problema que el desecho de alimentos tiene cada vez más y mayores consecuencias económicas, ambientales, sociales y mismo morales. El proyecto cuenta con seis micro vídeos, una cuña radiofónica y un juego en línea para escolares titulado «Nesta casa non se tira nada», a través del cual los pequeños aprenden a dar una salida eficiente los distintos tipos de alimentos en función de sus características y evitando en todo momento que se conviertan en residuos.

Responsabilidad

Tirar basura debería ser un problema del pasado, y no de hoy en día. Esta situación se puede evitar con pequeños gestos. Sogama aconseja así elaborar un menú semanal junto a una lista de la compra que se adecúe al mismo, y comprobar al mismo tiempo el estado de la despensa y la nevera para reordenar los productos y consumir primero aquellos con mayor riesgo de perderse.

Es importante, además, distinguir entre la fecha de caducidad y la de consumo preferente. Siempre es una buena opción dar preferencia a los productos locales y de temporada con los que, además, se contribuye a crear empleo local y disminuir las emisiones de CO2 derivadas del transporte. Desde la planta de Cerceda también animan a ajustar las raciones al número de comensales, así como congelar las sobras, aprovecharlas en nuevos menús o repartirlas entre los invitados a comer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Concienciar para reciclar