Todo listo para la puesta en marcha de la nueva planta de compostaje de Sogama

La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, visitó ayer las instalaciones


Carballo / La Voz

Resguardados de una intensa lluvia y con un frío que fácilmente calaba los huesos, el presidente de Sogama, Javier Domínguez, daba la bienvenida a la conselleira de Medio Ambiente y a los alcaldes y representantes de los concellos limítrofes que muy pronto enviarán sus residuos orgánicos a la nueva planta de compostaje de Areosa, en Cerceda.

Las instalaciones, cuyas obras acaban de finalizar, tienen la capacidad para gestionar unas 15.000 toneladas de residuos al año y producir entre 3.000 y 4.000 toneladas de compost. «Contribuyendo, así, a poner en valor la materia orgánica», explicaba Domínguez, que aprovechó para felicitar a la empresa adjudicataria del proyecto, Fergo Galicia, «por acabar la obra en el tiempo estipulado».

Estas nuevas instalaciones operarán únicamente para aquellos municipios situados hasta a 45 kilómetros de distancia de la base, ya que para la correcta fabricación del compost se requiere que no pase mucho tiempo entre la recolección del residuo y su transformación. Desde Sogama llevan tiempo estableciendo contactos con los concellos de la zona, y ya Carballo, A Laracha y Cerceda han manifestado su interés por adherirse a esta iniciativa. De hecho, José Manuel López Varela, regidor larachés, expresaba ayer que ya están planeando la instalación de «160 ou 170 colectores de 400 litros de capacidade», que se colocarán en los tres núcleos urbanos (A Laracha, Paiosaco y Caión), además de en la urbanización Monte Claro, ubicada en Cabo Vilaño. En este sentido, López Varela llama a la implicación ciudadana y, además, les ofrece un incentivo. «Nun futuro, se esta iniciativa sae ben, podería implicar o mantemento, ou mesmo a baixada, nas taxas de recollida do lixo que pagan os veciños», explicaba.

Por su parte, el alcalde de Cerceda, José García Liñares, indica que «cun 99,99% de probabilidade» su municipio también se adherirá y se muestra ilusionado en que esta iniciativa, «da que oín falar por primeira vez xa no ano 1995, tome por fin forma, despois de 22 ou 23 anos». Añade el regidor que «o aspecto máis positivo é que esta materia orgánica, que antes ía directa á incineración, agora será reutilizable».

A este respecto, Javier Domínguez se mostró muy satisfecho por la «gran acogida» que está teniendo el proyecto en sus visitas a los alcaldes de la zona y confirmó que siete de los veinte consultados ya han dado una respuesta afirmativa, mientras que el resto están considerándolo: «Creo que no tendremos ningún problema en recibir esas 15.000 toneladas de residuos para completar la capacidad de la planta y producir el compost deseado».

Todavía no se ha precisado una fecha para la puesta en marcha, aunque sí se sabe que será inmediatamente después de la firma de los convenios de adhesión por parte de los concellos, que pronto comenzarán a trasladar sus residuos a esta nave, en la que la Xunta de Galicia ha invertido 2,5 millones de euros. «Constátase, deste xeito, o compromiso da Administración co medio ambiente e co impulso á economía circular», expresaba Beatriz Mato, quien también subrayó que esta nueva planta de compostaje en Areosa contribuirá a lograr los objetivos marcados por la Unión Europea, que fijan que un mínimo de 50% de los residuos domésticos sean reciclados.

También apuntó que, gracias a la ampliación que se está realizando del complejo industrial de Sogama, se incrementará su capacidad en un 81 %, por lo que se pasará de las 550.000 toneladas anuales al millón. Así, Sogama «estará preparada para tratar en condicións óptimas todos os residuos domésticos de Galicia».

El proceso que siguen los residuos

El director general de Sogama, Isidro García, explicó ante los presentes detalladamente el proceso seguido para la fabricación del compost.

1. Recogida

Cada municipio que se adhiera al programa instalará el denominado quinto colector, de color marrón, en el que los que decidan participar en el proyecto depositarán sus residuos orgánicos, que después serán transportados a la nueva planta de Sogama.

2. Transformación

Tras la descarga de los residuos en la planta, se separan los metales y el material restante se tapa con una lona para su fermentación durante 4 a 8 semanas. Madurará en el exterior, con volteos diarios, también unas 4 u 8 semanas, dependiendo de su calidad. Después se separarán las partículas: compost fino (menor de 10 milímetros) compost de menor calidad (de 10 a 25 mm.) o rechazo (más de 25 mm).

3. Utilización del abono

César Mosquera, vicepresidente de la Deputación de Pontevedra, presenta el primer lote de compost de Príncipe Felipe.
César Mosquera, vicepresidente de la Deputación de Pontevedra, presenta el primer lote de compost de Príncipe Felipe.

En unas dieciséis semanas, aproximadamente, puede estar listo el abono natural para su utilización. El proceso puede acortarse o alargarse en función de la calidad del compost.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Todo listo para la puesta en marcha de la nueva planta de compostaje de Sogama