El Cerceda, que estaba en la uvi, se plantea ahora ascender a Segunda B

García Liñares no descarta el ascenso, pero los 133.000 euros son un freno


carballo / la voz

El Cerceda, que hace unas horas estaba en la uvi según la asamblea del jueves pasado, da un giro ahora de 180 grados y se plantea el ascenso a Segunda División B. El club oficialmente tiene todas las posibilidades, ya que el Boiro perdió la categoría por impago a varios jugadores. La clasificación en la última campaña de los cercedenses les da derecho. El conjunto de Barbanza hizo entrega ayer por la mañana en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) de los 94.000 euros de deuda. David Places, el presidente boirista, espera que la RFEF pueda recapacitar y evite el descenso del equipo, a pesar de hacer el ingreso fuera de plazo. Alega que fueron engañados por un grupo inversor.

Mientras, en Cerceda no paran de hacer gestiones. El alcalde, José García Liñares, no descansó en toda la jornada de ayer y hoy continuará con las entrevistas. Las primeras informaciones que llegaron a Cerceda, ayer por la mañana, era que la deuda que tenía que asumir el equipo ascendía de 89.000 euros. Cifra asumible, según entienden ahora, ya que había tres grupos de inversores que estaban interesados en amortizar esa cantidad y así el Cerceda lograría su ansiado ascenso a Segunda División B.

La realidad, por la tarde, ya era distinta. La circular de Cobertura de vacantes por causas económicas en Segunda División B explicada que la cantidad que deberá hacer efectivo el equipo que quiera ascender es de 133.000 euros. Ese montante hace titubear a los cercedenses, que ven, por ahora, que esa cifra es inasumible. Sin embargo, no descartan nada, y pretenden agotar todos los plazos. La RFEF establece al respecto: «No más tarde del próximo viernes, día 7, a las 10.00 AM, aquellos clubes interesados en cubrir la vacante de acuerdo con estas previsiones reglamentarias deberán comunicarlo a la RFEF bien mediante fax al número 91 495 98 01 o bien mediante correo electrónico, a legal@rfef.es».

La clave está en este momento en las gestiones con los diferentes grupos inversores. Si finalmente alguno da el paso adelante y hace esa inversión el equipo asumiría el ascenso sin dudarlo.

En el Cerceda calculan que para estar en Segunda División B necesitarían un presupuesto que oscilaría entre los 400.000 y los 430.000 euros. Pero el equipo, según sus cálculos, tendría más de 200.000 euros en concepto de subvención de la Liga, de la TVG, de la Xunta y de la propia Real Federación Española de Fútbol. En la plantilla deberían incorporar un mínimo de ocho futbolistas profesionales y calcular que el 40 o 50 % de la Seguridad Social de los futbolistas correrá por cuenta del Consejo Superior de Deportes.

Otra deuda

Ayer, para la directiva, la deuda con la Diputación era la que menos preocupa, ya que tiene todo el próximo año para abonarla.

La cuantía sería de 44.000 euros, pero con 10.000 de una subvención de la propia Diputación bajaría la cuantía a 34.000. Habrá que esperar a ver qué nuevos capítulos de este culebrón se escribirán de aquí al viernes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Cerceda, que estaba en la uvi, se plantea ahora ascender a Segunda B