Cee es el municipio donde más sangre se dona, y Laxe, el que más crece

Santiago Garrido Rial
S. G. RIAL CARBALLO / LA VOZ

CERCEDA

JOSÉ MANUEL CASAL

Dumbría presenta la tasa más baja, y Cerceda, una de las más altas

06 jun 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Cee es el municipio de la Costa da Morte con la tasa de donación de sangre más elevada, 69 por cada mil habitantes durante el año pasado. Dumbría, el que menos, solo nueve por cada millar de vecinos. Vistas así las cifras, pudiera parecer que hay una enorme diferencia solidaria entre uno y otro, pero hay que tener en cuenta que la unidad móvil se desplaza muchas más veces a la villa de A Xunqueira, donde la población urbana y de visita diaria es enormemente superior, y además todo ello condicionado por la presencia del hospital, un factor decisivo a la hora de buscas más aportadores de sangre.

Son los dos extremos de un balance del año pasado que, con los datos de toda Galicia, acaba de dar a conocer la Axencia de Doazón de Órganos e Sangue (antes del Centro de Transfusión de Galicia). Y también hay que compararlo con los datos del año anterior: tanto Cee como Dumbría han bajado en esta ratio solidaria: el primero, un 2,9 %; el segundo, un 22 %, la mayor caída también de la zona. No son ellos solos los que bajan: 11 de los 16 municipios de Bergantiños, Soneira y Fisterra, además de Cerceda, lo hacen, un descenso generalizado impactante que más o menos sigue la línea de los últimos ejercicios, lejos de las cifras más positivas de los años 2012 y anteriores, aunque en realidad siempre ha habido bajadas y subidas, unas más pronunciadas que otras. El número total de donaciones el año pasado fue de 4.679, frente a las 4.739 del 2015. Parecen pocas, pero la suma global maquilla las diferencias entre unos y otros.

En crecimiento destaca Laxe, el líder de la Costa da Morte, que ha subido casi un 19 % de un año para otro (de 122 a 145 donaciones). Fisterra, con algo más de un 12 %, también presenta unos buenos datos. Malpica, Camariñas y Vimianzo también han mejorado, pero con cifras más modestas.

Destaca el caso de Cerceda, uno de los municipios de Galicia donde más donaciones hay por habitante (aunque lejos del líder, Padrón, con más de un centenar): 62 por cada mil. Y eso que este año también ha descendido (un 1,8 %). Es una cuestión casi histórica, de tradición, aunque ayuda el hecho de tener infraestructuras industriales importantes.

La Organización Mundial de la Salud recomienda una tasa de entre 40 y 60 aportaciones por cada millar de vecinos, así que solo Cerceda y Cee lo superan, y además se sitúan muy por encima de todas las ciudades gallegas, salvo Santiago (92). En esa franja media y razonable (que siempre debe mejorar) se quedan Corcubión, Zas, Laxe, A Laracha y Carballo.

En la comarca hubo el año pasado 4.679 donaciones, el 4,2 % del total de Galicia

Solo ha habido incremento en 5 de los 16 concellos de la zona: todos los demás bajan