La ABAU arrancó con buenas sensaciones para los estudiantes de la Costa da Morte

Melissa Rodríguez
Melissa Rodríguez CARBALLO / LA VOZ

CEE

El primer examen les resultó asequible y la organización de la CiUG brilló

08 jun 2021 . Actualizado a las 19:08 h.

Echó a andar la ABAU para 339 estudiantes de la Costa da Morte. Una mitad de ellos, concretamente 150, se examinaron en el centro IES Agra de Raíces, en Cee. A las 9.00 horas de este martes arrancó la primera de las tres jornadas, hasta este jueves, con una breve explicación de cómo sería el desarrollo de las pruebas. En este sentido, el covid ocupó gran parte de la atención.

Fue a las diez de la mañana cuando los alumnos de hasta cuatro institutos de Cee, Baio y Vimianzo realizaron el primer test. La materia, Historia de España. Los temas, el franquismo y la Revolución Gloriosa y las amortizaciones del siglo XIX. La selección les resultó asequible. «Me salió bastante bien. Estaba más nervioso por el tema administrativo de poner bien la pegatina que por los contenidos», dijo Sabino Díaz, de Corcubión. «Fue mejor de lo que esperábamos», comentaron Gisela y Alegría Fernández, de Mazaricos y Fisterra, que en los momentos previos estaban inquietas por si «iba a ser difícil o no».

Ana Garcia

Hora y media tuvieron para completar las preguntas. Luego, 30 minutos de descanso que, debido a la pandemia, tuvo que llevarse a cabo obligatoriamente en el exterior. Llegadas las 12.00, fue el turno de Lingua e Literatura Castelás. Por la tarde, unos continuaron y otros no, según la especialidad. Por delante les quedan otras dos jornadas: la de este miércoles, de nuevo con convocatorias de mañana y tarde a realizar según la rama escogida, y la última del jueves, en principio solo en horario matinal, estando las horas vespertinas reservadas por si fueran necesarias como excepción.

No hubo incidencias ni en el centro ceense ni en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, del campus universitario de Elviña, en A Coruña, donde se examinaron otros estudiantes de la Costa da Morte, como los del Eduardo Pondal de Ponteceso. La labor de los profesores fue darle fuerzas, ánimo y, sobre todo, tranquilidad a los adolescentes. Este año, al igual que en el anterior, la presión era doble por la posibilidad de contagiarse y ello obligar a tener que completar las pruebas en julio, sin opción de una segunda oportunidad. Pero también aquí el resultado fue bueno: «No había problemas de infectarse con medidas seguras como una gran distancia entre las mesas», explicó el corcubionés. «Teníamos más miedo a contagiarnos antes por si no podíamos hacerla», añadieron Gisela y Alegría.

Ana Garcia

La mayor preocupación de todos los jóvenes era lograr la nota media deseada para entrar en las carreras predilectas. También en este sentido las sensaciones fueron optimistas. Este curso, las calificaciones fueron mejores. Por todo esto, se esperan unos buenos resultados, aunque la ABAU es siempre una incerteza, aseguran los maestros.

En detalle

  • El alumnado acudió a los distintos centros muy temprano en buses y en coches particulares. Iban cansados, la mayoría, por el esfuerzo de preparación realizado en las tres semanas anteriores. En Cee se usaron cinco aulas para los exámenes con medidas como metro y medio de distancia de seguridad, uso de mascarilla y gel hidroalcohólico, entre otras.
  • Sabino Díaz Riveiro tiene 18 años y una media de 9,7 en bachiller. Aspira a estudiar Derecho.
  • Gisela Fernández Capelo ya es mayor de edad. De Mazaricos, sostiene un 8 de media.
  • Alegría Fernández Méndez tiene 17 años y quiere cursar Comunicación Audiovisual.

El covid extiende la selectividad por cinco aulas del IES Agra de Raíces de Cee

Cristina viu

Un total de 339 alumnos de la Costa da Morte se han matriculado para las pruebas de acceso a la universidad que comienzan hoy y que vuelven a estar marcadas por la pandemia. Ha bajado la inscripción con respecto al año pasado, cuando hubo un pico derivado del confinamiento y las condiciones en las que los alumnos tuvieron que seguir las clases. De hecho, en el 2020 la selectividad se celebró un mes más tarde de lo que es habitual. Este año también hay novedades en el calendario porque la segunda convocatoria, la de repesca, será a mediados de julio y no en septiembre, como era habitual.

Seguir leyendo