Incluso las cortezas de los árboles de la zona provocan apagones eléctricos

Esta vez la peor parte se la llevaron Cee y Redonda, donde faltó la luz 14 horas


cee / la voz

Esta vez la peor parte se la llevaron Cee y Corcubión, además de municipios vecinos como el de Mazaricos, donde los cortes de luz, en algunos casos prolongados, se sucedieron durante la tarde-noche del lunes y la mañana de ayer. Por ejemplo, en la parroquia corcubionesa de Redonda estuvieron sin suministro entre las once de la noche y las nueve de la mañana, casi 14 horas.

En cambio Fisterra, el municipio más castigado en las últimas semanas se ha librado y en esta ocasión, lo que quedaron fue sin señal de televisión, aún que ya se ha recuperado.

Las explicaciones son variadas y seguramente respondan a varios factores. El más recurrente en las llamadas de los alcaldes y otros representantes públicos a Naturgy y a las firmas encargadas de mantenimiento, es el de la subestación de Pontella (Brens) que, supuestamente, sufre inundaciones y otros problemas que provocan la caída de distintas fases.

Sin embargo, a la alcaldesa de Cee, Margarita Lamela, le dijeron desde Elecnor, la empresa que lleva el mantenimiento en la zona, que algunos de los cortes están provocados por la caída de cortezas de los árboles sobre las líneas de alta tensión. De hecho, le aseguraron que estaban vigilantes sobre ese problema para poder actuar.

«Yo no sé por qué es, pero me da igual, así no se puede seguir. Tuve llamadas de gente que tiene enfermos en casa con máquinas de oxígeno, que estaba muy preocupada, como es normal», explica Lamela, que además de la reclamación conjunta que pretenden hacer todos los alcaldes de la zona, está tramitando otra por daños y perjuicios a través de FAEPAC, la fundación de la Deputación da Coruña a la que se ha sumado el Concello.

Su colega corcubionés, Manuel Insua, que es profesional del sector, matiza que esas líneas de las que le hablaron a Lamela probablemente sean de media tensión y sí le da credibilidad al problema, «porque unha simple póla pode producir un cortocircuito e que iso supoña outro tipo de avarías, incluso graves, como a necesidade de cambiar un transformador». De hecho, ayer vio operarios trabajando en el de San Pedro y en el de O Vilar, en Corcubión.

De hecho, Insua, no cree que se trate de un problema de infraestructuras, que ve razonablemente buenas, sino de falta de mantenimiento y de capacidad de respuesta a las incidencias con otros medios. «Non se trata do traballo de Elecnor, que o coñezo ben e ten excelentes profesionais que ás veces pasan días e noites sen durmir, porque en ocasións para atopar unha avaría hai que patear moito monte. E tampouco é que vaia facer unha queixa o alcalde de Corcubión que representa a 1.600 veciños. O que imos é dicirlle a esas compañías coma Naturgy que gañan tantos cartos que aquí hai 15.000-20.000 veciños que estamos moi cabreados con eles», señala Insua, en referencia a la reclamación conjunta y a que, a su juicio, deberían prever, por ejemplo «con grupos electróxenos» la posibilidad de dar servicio a la población cuando hay estas averías tan seguidas.

Fisterra

El teniente de alcalde de Fisterra, Xan Carlos Sar, no sabe si es casualidad o si algunas de las múltiples reclamaciones municipales, incluida una al INEGA, que preside el conselleiro de Industria, han dado resultado. «Houbo un par de idas e vidas pola noite pero de pouco tempo», explica el edil, quien asegura que no han sufrido los problemas de las últimas semanas pero, en cualquier cosa, siguen tomando medidas como enviarle al propio INEGA el informe de deficiencias elaborado por una empresa eléctrica local, que también recopiló la múltiples quejas formuladas por los vecinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Incluso las cortezas de los árboles de la zona provocan apagones eléctricos