La planta de Ferroatlántica en Cee renueva su autorización ambiental

La planta de Cee se dedica a la fabricación de ferrosilicio, ferromanganeso, silicomanganeso y microsílice


carballo / la voz

Ferroatlántica tiene vocación de continuidad en la comarca. Desde luego, en la planta de ferroaleaciones de Brens, en Cee. La Dirección Xeral de Calidade Ambiental acaba de someter a información pública la documentación para la revisión de la autorización ambiental integrada, lo que le da perspectivas de mantener la actividad varios años más.

La fábrica de Cee ya tiene esta autorización desde febrero del 2008, y se renovó en marzo del 2013, con una vigencia de ocho años. Tras un decreto legislativo del 2016, estas autorizaciones tienen que ser renovadas en un plazo de cuatro años tras la publicación de las conclusiones sobre las mejoras técnicas disponibles de la actividad principal de una instalación, así que a la de Cee le toca renovación en junio del año que viene. Por eso la fábrica ha elaborado un extenso documento, obviamente muy técnico, que recoge toda la información necesaria pedida por la Consellería de Medio Ambiente, en cuya web cualquier interesado puede consultar los datos, y tiene 20 días para posibles consideraciones.

Producción

La planta de Cee se dedica a la fabricación de ferrosilicio, ferromanganeso, silicomanganeso y microsílice. Como actividad auxiliar produce pasta de electrodos tipo Söderberg para los hornos de ferroaleaciones. El ferrosilicio se obtiene por reducción carbotérmica en un horno eléctrico trifásico abierto de arco sumergido, con temperaturas del orden de 3.000 grados. Las materias necesarias son cuarzo, reductores (hulla, coque de petróleo y madera) y aportadores de hierro. La de ferromanganeso es similar al anterior aunque el horno eléctrico de arco sumergido es cerrado y de cuba fija. En este caso, las principales materias son los minerales de manganeso, coque metalúrgico y fundentes. En el silicomanganeso, el proceso es similar al del ferromanganeso. Las principales materia son los minerales de manganeso, escorias generadas en la fabricación de ferromanganeso, el coque metalúrgico y aportadores de silicio (cuarzo y picaduras de silicio). La microsílice se obtiene a partir de la depuración por vía seca de los humos generados en el proceso de fabricación del ferrosilicio, y el Söderberg, con mezcla de antracita desgasificada, brea y finos de coque.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La planta de Ferroatlántica en Cee renueva su autorización ambiental