Manuel Puente Santos, natural de Cee

Crónicas de la emigración |  Arribó a Buenos Aires con 37 años


Estas breves reseñas biográficas de emigrantes que aparecen cada semana, son en su mayoría pequeñas historias que retratan a la gente que ha vivido, y fallecido, en el anonimato de la emigración. Individuos que sufrieron la cotidianidad que unas veces sumó y otras, desgraciadamente, restó.

Gentes que abandonaron la Costa da Morte para comenzar una nueva vida en «las Américas» y salieron adelante con enormes sacrificios y trabajos. Y, también, con suerte y perseverancia. Otros, a pesar del esfuerzo, o por la debilidad de su carácter y poca o nula instrucción, la suerte resultó esquiva y quedaron en el camino cayendo en la pobreza, en la marginación o la mendicidad. Pero esto último no fue el caso de Manuel Puente Santos (en la imagen), un individuo que nació en Bermún (A Pereiriña-Cee) y trabajó durante años de jornalero en su aldea natal.

Manuel, dejando todas las certidumbres y miserias en España, quiso emigrar para la Argentina y con 37 años embarcó en A Coruña en el vapor Royston Granje, y arribó a Buenos Aires el 25 de octubre de 1910. Y, tan pronto pisó puerto, y con mucho temor a lo nuevo que iba a encontrar, comenzó a construir el edificio de su nueva vida.

Pasado el tiempo se dedicó a la actividad comercial, pequeño-empresario, que le aseguró un cierto bienestar económico, familiar y social.

Manuel Puente falleció a los 66 años en Buenos Aires en noviembre de 1939, después de casi treinta en la emigración, muy lejos de su Bermún natal. Pequeñas y desconocidas historias...

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Manuel Puente Santos, natural de Cee