«Eses homes perderon a vida por crer na liberdade, pero as súas ideas aínda florecen»

Los socialistas del partido judicial de Corcubión rindieron ayer homenaje a los caídos por la guerra civil


Pedro Ozón, Norberto Recamán, Teófilo Mejuto, Florentino Canosa, Victorino Blanco, José Lago, Perfecto Trasmonte, Jesús Chouza, Manuel García y Domingo López. Diez hombres de Cee que fueron liquidados por el mero hecho de defender sus ideas y de luchar por los derechos humanos básicos. En honor a todos ellos, y a muchos más, se alza desde el 1997 en la zona del relleno de Cee una escultura de Álvaro de la Vega cuyo significado muchos desconocen.

Para recordar a los caídos y a los ideales que representaban se celebró ayer, junto a la escultura, un homenaje por iniciativa de los socialistas del partido judicial de Corcubión. «Este é un acto de lembranza ao recordo vivo de todos aqueles homes que perderon a vida inxustamente por loitar e crer na liberdade. Este monumento é testemuña de que as súas ideas non puideron matalas, senón que floreceron», leía ayer Margarita Lamela, y continuaba con su manifiesto: «Co sacrificio das súas vidas crearon a semente que serviu para fomentar a gran fazaña do pobo galego e español, como é a democracia da que agora gozamos, acabando así co fanatismo e a intolerancia que foron culpables de milleiros de mortes. Os dereitos humanos son un ben común e non podemos consentir que alguén intente danalos. Non podemos caer, endexamais, noutra tan longa noite de pedra, como diría Celso Emilio Ferreiro», concluyó la alcaldesa de Cee, antes de depositar, junto con Sandra Insua y Mónica Rodríguez, un ramo de rosas en el monolito que acompaña a la escultura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Eses homes perderon a vida por crer na liberdade, pero as súas ideas aínda florecen»