Trescientos jóvenes cerebros a prueba

Comienza la ABAU para los alumnos de la Costa da Morte en A Coruña y Cee


carballo / la voz

Unos trescientos alumnos de la Costa da Morte se enfrentan a partir de hoy a las pruebas que les abrirán las puertas de la universidad, aunque no todos conseguirán cursar la carrera que tenían en mente.

En el Agra de Raíces de Cee hace ya días que tienen todo preparado para recibir a los 122 inscritos, un número sensiblemente inferior a los del año pasado, cuando tomaron parte en la ABAU 142 estudiantes, de los que aprobaron 129.

En general, los resultados del año pasado fueron muy buenos y en la mayor parte de los institutos hubo un 100% de aprobados. De los que fueron a Cee hicieron pleno los del Fernando Blanco, el Maximino Romero y el Terra de Soneira, donde van hoy a examen 27 de los 36 matriculados.

En el Agra de Raíces, el curso ha sido excelente, puesto que solo se han producido 5 suspensos en la convocatoria de mayo, por lo que 35 estudiantes realizarán la ABAU en su propio centro. Destaca también en Eduardo Pondal de Ponteceso porque de 46 alumnos, 39 aprobaron todas las asignaturas, aunque 3 optan por ciclos y no harán la Selectividad.

El Alfredo Brañas es el que más estudiantes presenta. Son 77 de este curso y tres que acuden para subir nota. El Parga Pondal llevará a Coruña a 28 estudiantes. En este centro realizaron segundo de bachillerato 72 personas, 34 de ellas en la modalidad de adultos, donde solo aprobaron 6 en mayo.

El año pasado, las pruebas que los estudiantes consideraron más duras fueron matemáticas e inglés, pero la nota media en casi todos los centros fue bastante alta, superior a la de años anteriores.

HOY

Materias. La ABAU arranca con Lengua Castellana y Literatura, seguida de Historia de España. Por la tarde habrá Lingua Galega e Literatura e idioma extranjero.

Horarios. Los alumnos deben estar en los centros a las 9 de la mañana y una hora después comienzan las pruebas.

Controles

Peinado. Los alumnos con melena deberán llevar recogido el pelo, para que las orejas queden a la vista de los profesores. La idea es evitar el uso de dispositivos que permitan recibir audio de fuera del aula.

Relojes. Tampoco se permiten los modelos digitales, puesto que algunos de ellos tienen acceso a Internet.

Bolígrafos. Habrá asimismo control de útiles para escribir, puesto que se ha detectado la existencia de bolígrafos cuya tinta se borra al cabo de un tiempo, lo que permite realizar rectificaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Trescientos jóvenes cerebros a prueba