«Se non hai gandeiro non poderá haber nin cazadores nin ecoloxistas»

José Castro Barreiro, vecino de Brens y criador de vacas vianesas, apela a la Xunta para que movilice el monte abandonado para producir y evitar los incendios


CEE / LA VOZ

A Juan José Castro Barreiro, que actualmente vive en Brens (Cee), siempre le gustó el monte y tenía algunas yeguas. Un vecino de Miñóns (Dumbría) le cedió una finca y en noviembre del 2016 se fue a Pedrafita y trajo cuatro vacas vianesas. El propietario de la parcela contigua le preguntó por qué no se ocupaba de la suya también, para así tenerla limpia, y ahora la cabaña suma 12 cabezas, a las que ha añadido un toro comprado en Ourense y le ha tenido que restar cuatro ejemplares por ataque del lobo. Aunque sigue trabajando recogiendo leche con un camión, porque evidentemente esta afición no le da para vivir, sí considera que es un camino interesante que se podría abrir para otra gente, si las Administraciones creyesen en él, y se cumplirían de golpe varios objetivos: generar actividad, producir carne de calidad, evitar el abandono del monte y prevenir los incendios.

«O gando extensivo é moi bo para o monte. Hai que darse conta de que se non hai o gandeiro tampouco vai haber nin cazadores nin ecoloxistas, porque os cazadores non van entrar no monte, que vai ser todo leña, e os lobos ou desaparecen ou marchan para outro sitio porque non teñen de comer», señala Castro, que participó en las jornadas del sábado en Corcubión, donde echó en falta la presencia de alguien de la Xunta. Aunque, como es lógico, no le da ningún gusto que el lobo le haya comido cuatro animales y cree que actualmente existe una superpoblación en la zona, entiende que habría que gestionarlo de una manera racional. No entiende, por ejemplo, que a él le paguen las pérdidas un 30% más -que sigue sin compensar- por tener los animales en Dumbría que a otro compañero que tiene rubia gallega en A Ameixenda (Cee).

Sin embargo, en lo que más incide es en la necesidad de activar el terreno abandonado, particularmente el de la comunidades de montes. De hecho, le está muy agradecido a los vecinos que le cedieron a él las fincas, a cambio de que con algunos desbroces y los propios animales «que son a mellor rozadora natural que hai» se mantengan limpias.

Considera que una actividad como la suya, algo más desarrollada y apoyada, «podería darlle de comer a unha familia», sobre todo mezclando yeguas y vacas para aprovechar mejor los pastos, porque «ninguén se vai facer rico», pero, al menos, se reducirían y mucho los incendios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

«Se non hai gandeiro non poderá haber nin cazadores nin ecoloxistas»