El escenario «pesimista» planteado por Ferroatlántica supondría prácticamente el cierre de la fábrica de Cee

La CGT, por su parte, reclama la representación que le corresponde


cee / la voz

Unas nueve personas, las que se dedican a la fabricación de la pasta de electrodos, serían las que quedarían en la fábrica de Ferroatlántica de Cee si se aplica el escenario calificado como «pesimista» por la compañía en la documentación del Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE), que se seguirá negociando en Madrid, con nuevas reuniones el viernes y el lunes. Dicho escenario implicaría la paralización también del horno número 12, el único que queda activo en la planta.

De ahí que el comité de empresa se reuniese ayer y convocase para hoy, a las 10.30 en Brens y a las 12.00 en Dumbría una asamblea de trabajadores, para que sean los propios empleados los que se pronuncien sobre los pasos a seguir a continuación. Aunque como explica el portavoz del comité y representante de la CIG, Alfonso Mouzo, su propuesta va a ser la de no aceptar, en ningún caso, este planteamiento.

Juan Villar, de la CGT, ya se temía que podían proponer este tercer cierre en Cee, porque con el 100 % de la plantilla un 39 % del tiempo (escenario optimista) «non se cumprirían as esixencias de seguridade, non poderían facelo». De ahí que, para las fábricas de la zona, lo que está sobre la mesa es ese 100 % un 48 % del tiempo. Más o menos unos 130 trabajadores en sus puestos y otros tantos en casa.

Villar dio cuenta de lo que la trasladaron los compañeros de la CIG presentes en Madrid y también de lo que pide la plantilla: garantías de estabilidad laboral, que la empresa retire el recurso presentado contra la venta de las centrales y la reactivación de los hornos, que los nacionalistas quieren de manera inmediata y desde la CGT, también opinan que «canto antes mellor», aunque se ponen «a data límite do 1 de xuño», por los plazos que establece la interrumpibilidad.

Dado que el viernes creen que va a ser un día decisivo en las negociaciones, podría convocarse una asamblea el sábado, ya que el lunes se supone que habría que firmar el ERTE, algo que la plantilla descarta totalmente, pero que, con la reforma laboral, la empresa puede aprobarlo unilateralmente y acabará en el juzgado.

La CGT reclama la representación que le corresponde

Los cuatro exmiembros de CC.OO. y UGT, ahora integrados en la Confederación General del Trabajo (CGT), reclaman la representatividad que les corresponde en Madrid y que, según Juan Villar, les han arrebatado con un juego de «trileiros». Afirma que están «legalmente constituídos, a documentación envióuselle á empresa e aceptouna». Es más, ya les privaron de su puesto en Madrid para negociar el convenio marco y, sin embargo, sí les tuvieron en cuenta para firmar la parte que correspondía hacer en la comarca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El escenario «pesimista» planteado por Ferroatlántica supondría prácticamente el cierre de la fábrica de Cee