El ERE de Ferroatlántica se negocia con una representación mínima de la Costa da Morte

Los independientes del comité, exmiembros de UGT y CC.OO quedan fuera de la mesa de Madrid


Cee

Las más de siete horas de reunión de hoy, en la primera jornada de negociación del Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE), que la compañía Ferroatlántica ha planteado para dos años, solo sirvió para evidenciar desencuentros y que la plantilla de la Costa da Morte, mayoritaria en la empresa, va a tener una voz mínima en la mesa creada en Madrid.

Los siete independientes del comité de Cee-Dumbría y las centrales hidroeléctricas, tal como explicó su presidente, Santiago Paz, enviaron un escrito, para que fuese tomado en cuenta por la mesa, mostrando su disconformidad con la composición. Aunque no formen ya parte de los sindicatos por los que fueron elegidos, entienden que ostentan una representación de los trabajadores y por tanto debía estar presentes en una negociación de ese calado. El escrito se leyó, pero según señalaron desde la CIG, que tiene los otros seis miembros del comité y finalmente contará con tres representantes en este mesa, cuando iban a ser cuatro, no se va a tener en cuenta. El motivo es que legalmente no cuenta con validez alguna, ya que debía estar remitido o por el comité o por una sección sindical, en este caso la de la CGT, en la que se integran algunos de esos exrepresentantes de UGT y CC.OO, que abandonaron sus respectivos sindicatos al sentirse traicionados en el conflicto de las centrales.

La aspiración de los empleados de la Costa da Morte era que la representatividad de la parte social se formase por centros de trabajo, como así fue en ocasiones anteriores, con lo que a Cee-Dumbría-centrales el corresponderían seis integrantes, a Sabón y Santander, tres a cada uno, y a Madrid, uno. Sin embargo, la fórmula elegida, con la unanimidad de los sindicatos estatales es que se establezca por secciones sindicales, y además con 12 miembros frente a los 13 iniciales. De esta forma, a UGT le corresponde seis, por que cuentan los votos que obtuvo en Cee-Dumbría aunque las personas que los recibieron ya no estén en sus filas, tres a la CIG, dos a CC.OO y uno a USO. Incluso se pretendió dar cabida -siempre según informan los miembros de la CIG presentes en la reunión- al Sindicato Unitario, aunque después de horas de debate y la queja de los nacionalistas quedará fuera, porque entienden que no reúne las condiciones necesarias para entrar en la mesa.

En términos muy resumidos, la Costa da Morte pasa de contar con seis representantes de 12 en este foro a únicamente tres, los de la CIG, con lo que, evidentemente, su capacidad de influir en las decisiones queda muy mermada.

La empresa por su parte, consultada nuevamente esta mañana, sigue guardando silencio absoluto, por lo que habrá que esperar a que en las próximas citas salga a la luz cuáles son las condiciones en las que se plantea el ERE, en cuanto a número de trabajadores afectados, salarios y compromisos de recuperación de la actividad, toda vez que dos de los tres hornos de Cee llevan parados desde principios de año, al igual que uno de Sabón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El ERE de Ferroatlántica se negocia con una representación mínima de la Costa da Morte