El Cee vuelve a reincidir en malas conductas ante el colegiado

Liga da Costa | El presidente, Adrián Leira, intentó encararse con el árbitro


carballo / la voz

El ejemplo de cero valores y deportividad en el fútbol lo está dando el Cee esta temporada. Primero fue el conjunto juvenil el que dio la nota al empujar al árbitro en un partido contra el Sofán disputado en diciembre en el campo San Paio de Refoxos, y perseguirlo hasta los vestuarios. Fue necesaria la presencia de la Guardia Civil. Un mes después, el Cee volvió a reincidir en malas conductas. En este caso, en un choque de la Liga da Costa que enfrentó al Corme y al primer equipo del Cee este domingo en O Cairo (3-2).

Según recoge el acta arbitral, escrita por Pablo Rama, el presidente del club blanquiazul, Adrián Leira, «saltó al terreno de juego» una vez terminado el partido. Y sin llegar a encararse con el colegiado, ya que según este último apunta, retrocedió unos «pasos» y se colocó «detrás del delegado del equipo local», le dijo: «Soy el presidente del Cee. Eres un puto subnormal. ¿Sabes lo que me cuesta a mi hacer un equipo? Subnormal de los cojones, no le vas a volver a pitar al Cee en el resto de tu puta vida. Subnormal». El árbitro recoge, además, que Leira presentaba «claros síntomas de estar bajo los efectos de algún tipo de sustancia, sin poder precisar cual».

Fue un duelo muy igualado en el que el conjunto local hizo una primera parte mejor, mientras que el visitante se lució en la segunda. Se fueron al descanso con el marcador 2 a 1, pero, a la vuelta, el Cee no tardó ni quince minutos en empatar. No obstante, en el último suspiro llegó el gol de la victoria de Alejo que hizo mucho daño a los blanquiazules. Cabe recordar que están luchando por alejarse de la zona de descenso directo. Minutos antes, el jugador juvenil de Cee Francisco Díaz fue expulsado por doble amonestación. Durante el encuentro, el colegiado mostró seis cartones amarillos al equipo visitante -la mayoría de ellos por agarrones o zancadillas- mientras que cero al Corme.

Todo esto fue lo que, según el secretario del Cee, Adrián Freire, encendió al presidente: «Nos quitan en el minuto 88 tres puntos muy importantes para nosotros. En ese momento sientes nervios, frustración, impotencia...», comenzó diciendo. «Además, van ya unas cuantas jornadas en las que la actuación arbitral es desmesurada. Nosotros llevamos una media de cuatro y cinco tarjetas por partido, mientras que el rival, ninguna», añadió. En todo caso, concluyó: «Está claro que es una protesta mal hecha por parte del presidente, que no se puede justificar. Pero lo que no es normal es que un árbitro, que no es médico, entre a valorar el estado de una persona y, sin conocimientos, lo refleje en una acta oficial».

Freire asegura que Leira no estaba bajo los efectos de sustancia alguna. Desde el Corme manifestaron que «algo raro» sí que estaba. En todo caso, el subdelegado arbitral de A Costa, Víctor Recarey, manifestó, que el árbitro está «autorizado» para plasmar en el acta todo lo que ve en un partido. Pero lo cierto es que el protagonista del suceso, Adrián, niega todo, salvo el hecho de que se dirigió al colegiado «algo cabreado» y diciéndole que era «el presidente del Cee». «É mentira tanto o vocabulario que recolle, que non é o que me caracteriza, como que estaba baixo os efectos dalgún tipo de sustancia. E hai testemuñas», dijo. Así es que ese mismo día inició los trámites para interponer una denuncia contra el colegiado. Este lunes contó minuciosamente el proceso.

El mandatario tiene pruebas de que no estaba bajo los efectos de sustancia alguna

«Vin a acta unha hora despois. E foi cando me decatei que era o mesmo árbitro co que tivéramos lea no partido dos xuvenís», comenzó explicando. «Chamei a Manolo Corredoira [subdelegado de la Real Federación Galega de Fútbol en A Costa] para dicirlle que ía denunciar ó colexiado. E el díxome que se non estaba de acordo, que adiante», continuó. «A título persoal e para defender os intereses do Cee, porque négome a que o pisen, fun ó posto da Garda Civil e iniciei os trámites para poñer unha denuncia por inxurias», prosigue. «Ofrecinme a facer as probas para demostrar que non estaba baixo os efectos de sustancia algunha. Alí dixéronme que non mas facían porque non me vían prexudicado. Foi entón, ás 8 da tarde, cando tomei a decisión de facelas no hospital para que houbera probas. E déronme negativo», sentencia.

El inicio de un largo proceso

El presidente dejó claro que va a seguir adelante con la denuncia «con avogados, probas e testemuñas» para pedir que Pablo Rama «non volva a pitar un partido do Cee». Pero todavía solicita más cosas: «Que se suspenda a Liga da Costa preventivamente, porque hai máis queixas, para ver que pasa con este árbitro».

Asimismo, explicó que muchas de las amonestaciones fueron «inexplicables», y que el colegiado ya miró a los jugadores del Cee «con lupa» antes de empezar el partido: «O porteiro leva xogando ca mesma camiseta toda a liga, ninguén nunca lle dixo nada, e este domingo o árbitro xa lle puxo pegas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Cee vuelve a reincidir en malas conductas ante el colegiado