Los vecinos de Lires estuvieron sin televisión por un sabotaje

Alguien cortó el cable que nutre de electricidad el repetidor


Carballo / La Voz

Hoy sí, mañana no, otra vez sí, otra vez no... Los vecinos de Lires (Cee) ya no saben si, al encender la televisión, se encontrarán con su programa favorito o con una pantalla en negro. Tras pasar más de dos semanas sin poder ver la tele en junio, un generador provisional a gasoil les devolvió el servicio. Al menos hasta hace unos días, cuando volvieron a quedarse sin señal, pese a que el generador parecía estar produciendo corriente.

No fue ni la lluvia, ni un fallo en el repetidor, ni tampoco en el generador. Fue un sabotaje, y por parte de alguien que sabía muy bien lo que se hacía. «Tivo que ser xente que ten nocións de electricidade, porque senón non chegaría a iso», decía ayer el regidor, Ramón Vigo.

Alguien cortó, de manera muy sutil y con una precisión milimétrica, los cables de la toma que va desde el generador hasta la caja del repetidor. «Cortáronos a ras do enchufe, polo que, se non tirabas polo cable, non te dabas conta de que os cortaran por dentro», explicaba ayer Serafín Montero, uno de los afectados.

Un trabajo milimétrico que pasó desapercibido a los ojos de los técnicos municipales, que al saber de la avería se trasladaron al lugar donde estaba ubicado el generador para comprobar que todo funcionaba correctamente. Quien detectó el sabotaje fue el dueño del aparato -lo tiene alquilado al Concello hasta que se pueda encontrar una solución más a largo plazo- que se desplazó ayer al monte para tratar de conocer la raíz del problema. «Quen o fixo, foi con moi malas intencións», incide Serafín, que se confiesa decepcionado con el Concello por, según él, «non ter ninguén que mire por nós».

90 euros al día

Ramón Vigo, sin embargo, insiste en que desde el consistorio se hizo todo lo posible por solventar los fallos que deben sufrir una parte de los vecinos de esta parroquia ceense. Incluso valoraron la posibilidad de, como le sugirieron técnicos de la Xunta, talar varios árboles y acometer una instalación nueva con fondos propios. «Pero é demasiado custoso: 58.000 euros», apunta el regidor. La solución del generador le cuesta al Concello, entre alquiler y gasoil, 90 euros al día.

Motivos políticos ocultos

Desmiente Vigo que haya malestar alguno por parte del arrendatario del material y carga contra la Secretaría Xeral de Medios: «Hai moitos departamentos na Xunta que non cumpren coa función que teñen cometida».

Cree el primer edil, además, que detrás de este sabotaje que dejó a los vecinos varios días sin señal de televisión, hay motivaciones bastante perversas. «Chámame a atención que se poida estar utilizando esta situación con fins políticos, dada a época na que estamos [a un paso das municipais]. Buscouse facer dano ao Concello e, sobre todo, ao alcalde», remata Ramón Vigo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los vecinos de Lires estuvieron sin televisión por un sabotaje