Cisnes cantores llegaron a la Costa da Morte con el frío polar

Son especies del norte Atlántico, aves salvajes que rara vez se dejan ver y divisadas en Lires (Cee) y en la laguna de Traba (Laxe)


Carballo / La Voz

Las bajas temperaturas o las lluvias no solo tienen reflejo en las heladas, el granizo o los ríos desbordados. Muestra de ello son los cisnes cantores que a finales del mes de octubre, coincidiendo con la ola de frío polar, se pudieron divisar en Lires y en Traba. «No son como los que vemos aquí en los parques. Son aves salvajes procedentes del norte y que rara vez se dejan ver», informa el ornitólogo Fernando Pereiras de la Cal. Él, andaluz de nacimiento, pero ya afincado en la comarca desde hace un tiempo, fue el encargado de fotografiarlos, un hallazgo que difunde para dar a conocer tesoros naturales cercanos.

En Lires (Cee) se avistaron cuatro ejemplares de cisne cantor. Fueron descubiertos por Francisco Javier Lema Fuentes, Chisco, el 28 de octubre. En la laguna de Traba (Laxe), nada menos que siete, divisados por Dani Velasco y Nacho Castelao el 30 de octubre. «Se han visto más por distintos puntos de la costa y ahora hay uno en la ría de O Burgo y otro en la ría de Ribadeo», indica Pereiras de la Cal. El grueso de los ejemplares avistados en Lires y en Traba, no obstante, solo permanecieron en estas ubicaciones un día. Únicamente en Traba se quedó un juvenil.

Migración hacia el este

La Sociedad Española de Ornitología (SEO) se ha hecho eco de estos casos de la Costa da Morte. «Parece ser que estos grupos se desplazaron hacia el este en días posteriores y han sido avistados en Luanco, Gozón, Asturias, y en Bañugues, de la misma localidad, en ambos casos en migración activa hacia el este», contempla su información, dando muestras del amplísimo movimiento de las especies. En la publicación se pone de manifiesto, asimismo, la excepcionalidad de estos avistamientos: «Durante los últimos días han llegado a la Península Ibérica un buen número de ejemplares de especies del norte Atlántico. El caso de los cisnes cantores es especialmente llamativo».

Más casos

Un porrón bastardo y un porrón osculado, ambos patos del norte, fueron asimismo vistos en Traba: «Seguramente también fueron traídos por la ola polar», considera el ornitólogo. Tenía el segundo un aspecto atípico, por lo que se especula con un posible origen neártico. Un pato havelda, dos zampullines cuellirrojos y una barnacla carinegra groenladesa fueron avistados en otros puntos de Galicia, según detalla la SEO, que concluye: «Sin duda, la meteorología de las últimas semanas en la vertiente atlántica tiene mucho que ver con estas arribadas, pero en el caso de los cisnes cantores parece que va acompañado de un buen año de cría y cifras récord de invernada en el sur de Irlanda».

Tiene la Costa da Morte un enorme potencial en materia ornitológica. Pereiras de la Cal, que mantiene el blog http://avesypaisajesdelfinisterre.blogspot.com.es/, lo ha reseñado en distintas ocasiones, incidiendo también en el mirador privilegiado que constituye para ver especies raras. Un caso muy reciente es la gaviota americana que viene de llegar a la ría de Lires y que previsiblemente andará por la zona hasta marzo.

La asociación Muxía Turismo Rural, precisamente en colaboración con este experto, puso en marcha hace poco más de un año un programa de turismo ornitológico, pulsando las muchas posibilidades que ofrece el territorio muxián para ello.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Cisnes cantores llegaron a la Costa da Morte con el frío polar