Lugares en los que el teléfono e Internet son artículos de lujo

Xermade, en Caión, y Lires o Gures, en Cee, sufren deficiencias


cee / la voz

Que la Costa da Morte no se caracteriza por la eficiencia de sus comunicaciones digitales es de todos sabido, con casos como el de buena parte de la Autovía donde es prácticamente imposible seguir una llamada telefónica o del de Cereo, en Coristanco, donde, si quieres Internet tienes que recurrir casi de manera exclusiva a Movistar y, aun así, debes armarte de paciencia.

Pero hay casos especialmente sangrantes y en el entorno de la ría de Corcubión, particularmente en el Concello de Cee, ya sea por razones orográficas o por otros motivos, las deficiencias son especialmente llamativas. El caso de Lires es paradigmático, porque además ahora por una avería tienen señal de televisión gracias a un generador de gasoil que alimenta el repetidor.

«Cólloche agora porque estou na Coruña. Estamos coma sempre. O único que funciona algo é Movistar e aínda así fatal, a wifi resulta completamente inestable e a xente quéixase: ‘non me vai’. Aquí o que quere desconectar xa desconecta e o que non, por imperativo legal non porque o decida el», señalaba ayer por la tarde Inés Fraga, propietaria de las Cabañas de Lires, que lleva años denunciando la precariedad de las comunicaciones, que les afecta a todos los niveles, incluido el trabajo diario, que hoy en día en su sector se maneja de manera principal por medios digitales. Para ella la responsabilidad es de las compañías, pero «a Administración local tamén podía facer algo máis esixindo».

La situación de Gures es cuando menos igual de preocupante en cuanto a teléfono y en Brens también hay lugares como Raso o Fadibón con problemas. Pero se puede ir uno al otro extremo de la comarca que la situación no varía mucho.

«Agora temos Orange, pero as tivemos todas e é igual. Cando vai, aínda vai ben, pero ao mellor quedas sen servizo toda a mañá ou toda a tarde e, despois, a atención é pésima. Dinche que se vai solucionar nuns días, pero nunca se arranxa. E cando veñen temporais iso xa nada», explica Fátima Méndez, de Xermaña, en A Laracha, donde dice que está afectado casi todo el vecindario.

«O 4G sónanos a chino e para falar andas na volta dos eucaliptos»

«En Gures non hai cobertura na metade do lugar, iso do 4G sónanos a chino e para falar tés que andar á volta dos eucaliptos. Da metade do lugar para abaixo xa nada e arriba na esquina da pista tampouco», señala Manuel Ozón, el presidente de la asociación vecinal de Gures, para quien no hay derecho a que «Telefónica lle estea cobrando 40 e pico de euros aos vellos por o mantemento dunha liña da que nin sequera chaman» y que luego «nin sequera poidan pedir unha cita no médico», porque del servicio de Internet ya hay que olvidarse.

Para la televisión, dado que haya afectados en todo el arco de la ría pide que se estudie la posibilidad de un reemisor en la Lobeira o el Carrumeiro. Los vecinos dicen que no pueden pagarlo porque les pedían 35.000 euros o 800 por casa con parabólica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Lugares en los que el teléfono e Internet son artículos de lujo