Matemáticas e inglés, los dos «huesos» de la ABAU en Cee

La prueba arrancó con la conmoción por la muerte en accidente de Ismael Sanli, que fue alumno del Agra de Raíces

.

carballo / la voz

No se la esperaban así. La prueba de inglés de la ABAU descolocó a muchos de los alumnos que se examinaron en el instituto Agra de Raíces de Cee. El ejercicio fue calificado de «raro», sobre todo por lo que se refiere al «listening», de comprensión oral. Además, realizaron las pruebas 142 estudiantes, muchos más que el año anterior, y no fue suficiente la sala más grande, por lo que hubo que ocupar otra y se produjo cierto retraso porque no había equipo de sonido.

Tampoco quedaron contentos los que se examinaron de matemáticas aplicadas. Se quejaron de la dificultad del ejercicio.

De todos modos, nada de eso fue comparable al bajón anímico con el que se enfrentaron a la primera jornada los excompañeros y amigos de Ismael Sanli, el joven carnotán que se mató en un accidente de tráfico con su hermana Ainara.

Así, el martes se mezclaron los nervios y la emoción, sobre todo para los alumnos de Agra de Raíces, que eran los más numerosos. En centro anfitrión presentó este año 62 estudiantes, de los que 9 eran de convocatorias anteriores y acudían para subir nota.

El año pasado, el centro obtuvo la calificación media más alta de la Costa da Morte, en una zona en la que hay muchos aprobados, pero con baja puntuación. La directora del centro, Belén País, señaló que uno de los motivos puede ser que los estudiantes están en «casa», no cambian de escenario y eso los relaja. Además tienen el apoyo de los profesores, que acuden a darles ánimos y a tranquilizarlos. También ocurre algo similar con los alumnos procedentes de los institutos Maximino Romero de Lema de Baio (30), Terra de Soneira de Vimianzo (20) y Fernando Blanco de Cee (30).

Otra característica de este año es que hubo 25 estudiantes más que en la edición anterior. La inmensa mayoría de ellos eran precisamente del Agra de Raíces, donde esta tarde tendrá lugar la graduación de los estudiantes de segundo de bachillerato y de auxiliar de enfermería. El centro presentó el curso pasado apenas 40 alumnos para la selectividad. No fue cuestión de más aprobados en junio sino de una matrícula mucho más alta, de 72 estudiantes, lo que hizo necesario aumentar un grupo de bachillerato.

La principal preocupación de los que estos tres días se examinaron para ir a la Universidad es precisamente conseguir la puntuación necesaria para acceder a los estudios deseados. «As expectativas son moi altas, xóganse moito», aseguró ayer Belén Pais.

Parece que las dificultades para obtener nota estará en las optativas, porque casi todos los estudiantes se mostraron satisfechos de cómo les había ido con las materias troncales, que son las que menores dificultades presentan. Ahora habrá que esperar a las notas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Matemáticas e inglés, los dos «huesos» de la ABAU en Cee