Un avance


La diálisis es una de las peores ataduras que puede sufrir una persona. La vida depende de una máquina, a la que los pacientes tienen que engancharse tres días a la semana durante tres o cuatro horas para filtrar la sangre que no depuran los riñones. Hacer viajar a estas personas 140 o 150 kilómetros antes y después de las sesiones es inhumano. Así que, bien venida la nueva sala de diálisis del hospital de Cee. Un avance, sin duda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Cee
Comentarios

Un avance