Una máquina para localizar tumores de un milímetro

La Unidad de Mama del Abente y Lago incorpora tecnología para biopsiar lesiones precoces más rápido y con menos radiación


A Coruña / la voz

La Unidad de Mama, ubicada en el Hospital Abente y Lago, acaba de estrenar un nuevo aparato que permite «hacer biopsias de lesiones muy sutiles, muy pequeñas y difíciles de ver con otros medios como la ecografía», explicó Joaquín Mosquera Osés, responsable del equipo que atiende el cáncer más frecuente entre las mujeres.

El equipamiento, el primero de estas características instalado en la sanidad pública gallega, consta básicamente una mesa dotada con un sistema de estereotaxia y mamógrafo digital. Esta tecnología localiza con precisión tumores «de escasamente un milímetro», indicó, captando mediante planos hasta treinta cortes de imágenes de alta calidad, lo que facilita realizar la extracción del tejido para su análisis. En la mayoría de los casos se trata de «micro-calcificaciones y pequeñas distorsiones del tejido mamario».

Además, por el diseño del aparato, en el que se han invertido algo más de 300.000 euros, la paciente se somete al procedimiento en una posición más cómoda, al poder acostarse boca abajo, y se reduce el tiempo para poder llevar a cabo la biopsia que, además, se realiza con una reducción de entre un 30 y un 50 % en la dosis de radiación.

Alrededor de 150 pacientes

La nueva mesa, que sustituye a una anterior con menores prestaciones y definición de imagen, dará servicio no solo a las pacientes del área coruñesa, sino también a las procedentes de la zona de Cee y de Ferrol.

Las estimaciones del equipo de mama del Chuac es que anualmente alrededor de 150 mujeres podrán beneficiarse de la nueva tecnología, de los alrededor de 440-450 cánceres nuevos que se detectan cada año en la unidad.

Según explicó Mosquera, en la mayoría de los casos las técnicas convencionales, fundamentalmente la ecografía, permiten llevar a cabo sin dificultad las biopsias, pero incorporar el nuevo sistema facilitará llegar a tumores de compleja localización y muy incipientes, «con lo que eso significa en cuanto a la posibilidad de un mejor pronóstico de la enfermedad».

«Operamos a una mujer de 101 años»

«Sufriendo», bromea Joaquín Mosquera (Cangas de Foz, Lugo, 1955) cuando se le pregunta cómo resolvían hasta ahora, sin el nuevo equipamiento, la localización de estos tumores mínimos poco visibles. La mesa recién estrenada «es una gran ventaja», resume el jefe de la Unidad de Mama del Chuac, ya que ahorra la repetición de procedimientos y técnicas más incómodas.

-Detección súper-precoz, ¿no?

-Sí, y cuanto antes se trate, mejor. Y también ahorra molestias, radiación y tiempo. Tardamos más en colocar que en hacer la biopsia en sí, que en diez minutos está.

-Si es más ágil, harán más.

-Haremos todas las que haya que hacer, las que necesiten este sistema. Tenemos que optimizar recursos que son de todos, y este sistema es mucho más costoso. Tenemos una vía rápida para el cáncer de mama: antes de quince días vemos todas las sospechas.

-¿Quién las remite?

-La mayoría, los médicos de cabecera, que tienen acceso directo en nuestra área, pero también nos llegan por el programa de cribado de cáncer de mama y por especialistas.

-¿Cada vez hay más cáncer y en mujeres más jóvenes?

-Siempre digo que el de mama no es un solo cáncer, sino muchos distintos, y cada uno se comporta de una forma diferente, pero el principal factor de riesgo para sufrirlo es cumplir años. La edad media supera los 50 y tratamos a muchas mujeres de 80 y 90. Hemos operado a una de 101 años. Es verdad que hay un grupo con base genética más joven, pero suponen alrededor del 15 %.

-¿La supervivencia sigue aumentando?

-Está ya en un 70-80 % a los 5 años, los tratamientos, incluida la inmunoterapia, siguen avanzando y una gran ventaja es que la tasa de mastectomía sigue bajando, por debajo del 20 %.

El HM Modelo aplica la biopsia de fusión para un diagnóstico más fiable del cáncer de próstata

El Hospital HM Modelo anunció ayer la incorporación a su cartera de servicios de la biopsia de fusión, una técnica que integra resonancia magnética y ecografía para proporcionar «diagnósticos más fiables y precisos» en el cáncer de próstata, según indican desde el centro.

Luis Álvarez Castelo, urólogo del hospital coruñés, explicó que frente a la biopsia ecodirigida aleatoria, «con elevado número de falsos negativos», el nuevo sistema permite acceder a zonas de próstata no accesibles mediante la técnica convencional, de forma que se pueden detectar «tumores de comportamiento agresivo y peor pronóstico que solían diagnosticarse de forma tardía y en un estadio ya avanzado». Además, el especialista señala que con el nuevo sistema de detección se reducen las complicaciones asociadas a las biopsias convencionales.

La nueva técnica «nos permite diagnosticar a pacientes que pueden ser tributarios de cirugía robótica o candidatos a terapias focales», subrayó. La biopsia de fusión recibe su nombre porque en ella se fusionan las imágenes tomadas en la resonancia magnética previa con las imágenes que, en tiempo real, se están obteniendo de la ecografía transrectal intraoperatoria, bien de modo cognitivo o bien mediante un software específico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una máquina para localizar tumores de un milímetro