La piscina vuelve a monopolizar el debate en Cee a cuenta del recurso al concurso de Aquacenit

Margarita Lamela le reprochó al regidor que presentase el recurso sin consultarles hasta que el trámite ya estaba hecho


cee / la voz

El asunto de la piscina volvió a ser objeto central del debate plenario el viernes por la noche en Cee, donde el orden del día recogía, básicamente, un reconocimiento extrajudicial de crédito y la adhesión a iniciativas por la igualdad entre hombres y mujeres, complementada por una moción al respecto del BNG y aprobado todo por unanimidad.

La concejala del PSOE, Margarita Lamela, y el alcalde, Ramón Vigo, fundamentalmente, confrontaron sus posiciones respecto al recurso presentado por el Concello, a instancias del letrado de la Deputación que lo representa, a la sentencia del concurso de acreedores de la empresa Aquacenit, anterior concesionaria de la piscina, expulsada por incumplimiento. Aunque ambos estaban de acuerdo en que la resolución no es para nada contraria a los intereses del Ayuntamiento, Lamela le reprochó al regidor que presentase el recurso sin consultarles hasta que el trámite ya estaba hecho y que ahora lo llevase a ratificación del pleno para «no cargar con la responsabilidad». La concejala, con profusión de datos, fechas y argumentos jurídicos, como acostumbra en sus exposiciones, incidió en que la sentencia ya firma que el saldo liquidador es correcto y que Aquacenit le debe al Concellos 108.263 euros, ya descontados los 70.478 de las obras realizadas, por considerar matices menores sin efectos prácticos los puntos que podrían considerarse contrarios al interés municipal. Sin embargo Vigo entiende que falta claridad en algunos lotes y de ahí el recurso.

También se enfrascaron en un largo debate, participado por BNG y PP, sobre los informes que se habían pedido, a instancias de quién y si se le había hecho caso o no. Y todavía quedó tiempo para las puyas y el humor, como cuando el edil no adscrito Modesto Rivas, ante las críticas de Lamela y otros concejales a la falta de agilidad del alcalde en los procedimientos, señaló: «Creo que fue José Canalejas el que dijo que la agilidad es una excelente condición para subir a los árboles, pero no para gobernar a los pueblos. O cuando el alcalde, al advertirle Lamela que el aparejador municipal se jubila en octubre para que vaya convocando la plaza de arquitecto, señaló con sorna que en el gobierno no existe «preocupación en absoluto» por esta jubilación, ya que es conocida la fama de puntilloso en su trabajo del técnico, para desesperación del alcalde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La piscina vuelve a monopolizar el debate en Cee a cuenta del recurso al concurso de Aquacenit