Ferroatlántica recurre al TSXG la prohibición de vender las centrales

La compañía tacha la medida de «anacrónica» y ajena a la realidad industrial


Cee / La Voz

El conflicto abierto por el intento de Ferroatlántica de segregar sus centrales hidroeléctricas de los ríos Xallas y Grande, en la Costa da Morte, de sus fábricas de ferroaleaciones de Cee y Dumbría se resolverá en los tribunales. La compañía del Grupo Villar Mir, ahora integrada en la multinacional Ferroglobe, presentó el viernes un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) contra la resolución de Augas de Galicia del pasado 26 de julio y la posterior desestimación el 12 de diciembre, por parte de la Consellería de Medio Ambiente, del recurso interpuesto contra esta decisión.

La empresa solicitó el año pasado a la Xunta que devolviese las concesiones hidroeléctricas a su régimen original, «que no impedía la segregación de esos activos de las fábricas de ferroaleaciones», según explica en un comunicado. Su objetivo, tal como ha defendido repetidamente desde entonces, era «asegurar la viabilidad de sus planes de crecimiento en Galicia, notablemente los del desarrollo de una fábrica de silicio solar en Sabón (Arteixo) que ha quedado suspendido».

El propio presidente de Ferroglobe, Javier López Madrid, yerno de Juan Miguel Villar Mir, ya había anunciado que actuarían por todos los medios legales a su alcance para defender los que consideran sus derechos, ya que, además, entienden que la decisión de la Xunta es negativa para Galicia, tanto por las implicaciones para Sabón como para el resto de las fábricas, para las que había anunciado un plan de futuro ligado a la segregación. Ahora esas intenciones se hacen efectivas y será el TSXG el que tenga que pronunciarse al respecto.

Ferroatlántica cuenta con el respaldo de los informes de dos catedráticos de Derecho Administrativo de la Universidade de Santiago de Compostela: José Luis Carro Fernández-Valmayor y Luis Míguez Macho, que concluyeron que la Administración autonómica «carecía de base jurídica para negarse a la petición de la compañía, de manera que, al hacerlo, incurrió en una arbitrariedad. En su opinión, la desestimación es flagrantemente contraria a derecho al vulnerar la libertad de empresa y el principio de interdicción de los poderes públicos», según afirma la multinacional en un comunicado.

La compañía defiende, además, que la negativa a la segregación «no se atiene, por anacrónica, a la realidad industrial de la empresa, ya que la viabilidad futura de las fábricas no depende en nada del negocio hidroeléctrico de las centrales».

La compañía mantiene que la negativa del Gobierno autonómico es «anacrónica» Justo lo contrario de lo que defienden el comité de empresa de Cee-Dumbría y las centrales hidroeléctricas, porque, según afirma su portavoz, Alfonso Mouzo, «se venden as centrais ás fábricas de aquí, quédanlles dous telediarios». Señala que la empresa «non di unha verdade nin por equivocación», como ha quedado de manifiesto con las últimas operaciones. «Din que precisaban vender as centrais para obter liquidez e acaban de mercar dúas fábricas de manganeso en Francia e en Noruega que, ademais, son competencia directa do que facemos en Cee», añade. De ahí que, aunque no les haya sorprendido el recurso, porque ya estaba anunciado, los representantes de los trabajadores adelanten que van a estudiar la posibilidad de personarse en la causa, porque siguen oponiéndose a la segregación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Ferroatlántica recurre al TSXG la prohibición de vender las centrales