Los tribunales respaldan el ERE al que recurrió la empresa de la piscina de Cee

El gerente de Aquacenit explica que todos perdieron y que sigue arrastrando deudas

.

cee / la voz

El ERE propuesto por Aquacenit, la empresa a la que el Concello le retiró la concesión de la piscina municipal de Cee, y que dio lugar a la huelga de los trabajadores y al cierre de la instalación, era válido. La instalación lleva ya más de año y medio inútil. El expediente de regulación de empleo estaba bien planteado y respondía a las necesidades de la compañía, según indica un juzgado de lo Social de A Coruña, que falló a favor de la empresa y en contra de las reivindicaciones de los trabajadores. Básicamente determina que el ERE era correcto y respondía a una situación de necesidad. Además, deja claro que no existe vinculación directa entre Aquacenit y la otra empresa de Antonio Yáñez, que únicamente prestaba servicios en la piscina, pero llevaba contabilidades separadas y ni siquiera compartía personal. Por tanto, en contra de lo que pretendían los trabajadores, no se le podrán reclamar a la otra persona jurídica las deudas de Aquacenit, que está quebrada y en concurso. Esto deja a los empleados, que siguen contratados aunque llevan ese año y medio sin trabajar y sin cobrar, sin posibilidad de acogerse al paro o siquiera cobrar una parte del Fondo de Garantía Salarial.

Yáñez señala que también acaba de tener una vista en otro juzgado de lo Mercantil coruñés por la demanda planteada contra el Concello por la rescisión del contrato, señala que con la postura municipal perdieron todos. «En novembro [del 2015, cuando presentaron su solicitud de reequilibrio económico de la concesión] non tiñamos débedas e era tan sinxelo como dicirnos: ‘Antonio non imos facer nada’. Eu marcharía, tentando que me abonasen o investimento que fixemos na piscina, e podían buscar unha empresa ao día seguinte, porque tampouco é certo que dentro do prego de condicións non se puidese negociar nada. Falan moito de que nós o incumprimos, pero o Concello, tamén, porque non investiu un peso e nin sequera reuniu a comisión de seguimento de concesións, que de facelo podería ter detectado antes as irregularidades e a min non me terían enganado», asegura el empresario. No se hizo y las deudas empezaron a consumir a la empresa, porque, por ejemplo, las cuotas de la Seguridad Social siguen corriendo a día de hoy. Las instalaciones están cerradas, hay que invertir mucho dinero para volver a abrirlas y Yáñez dice que, aunque el Concello le pague, el daño ya está hecho y teme hasta por su propia casa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los tribunales respaldan el ERE al que recurrió la empresa de la piscina de Cee