Los vecinos de A Pereiriña aprovechan la falta de agua para unirse y reclamar

Negocios hosteleros del pueblo llevan meses recurriendo a suministros alternativos

.

cee / la voz

Los vecinos de A Pereiriña (Cee) pretenden hacer de la necesidad virtud y que la escasez de agua que sufren en estos momentos les sirva para unirse, actuar de manera conjunta y reclamar este y otros servicios de los que carecen en condiciones, como el alcantarillado. De ahí que ayer por la tarde se reuniesen en su nueva área recreativa, en la que plantaron recientemente una carballeira, para organizarse y ver qué medidas adoptan. Por lo de pronto ya han quedado para encontrarse de nuevo el sábado, día 21, en este caso con la presencia también de la concejala del PSOE, Margarita Lamela, para informarse de las opciones que tienen para que parte de los fondos del próximo POS + se destinen a su suministro de agua, algo que también reclamó esta semana el edil del BNG, Serxio Domínguez.

«Agora o que máis falta nos fai é un técnico que nos asesore para ver se é mellor seguir coa fonte natural que temos ou conectarnos á auga do Concello», explicaba ayer Alfonso Canosa Blanco, uno de los vecinos, al que han puesto un poco al frente de esta tarea de coordinación.

Las deficiencias que sufren tienen que ver con la carestía generalizada que afecta a toda la Costa da Morte, porque el manantial se está revelando insuficiente para cubrir la demanda, pero también a cuestiones técnicas, ya que el aljibe del que disponen se encuentra en mal estado y se producen filtraciones que suponen que parte de la escasa agua que tienen se pierda por el terreno.

Peor es incluso la situación de las últimas viviendas construidas en la localidad, caso de la del propio Alfonso, que ni siquiera cuentan con la traída vecinal. Básicamente todos han realizado sus propios pozos de barrena, pero alguno de ellos ya se han demostrado también insuficientes, porque en esta época del año están prácticamente secos.

Tampoco lo están pasando bien los propietarios de los distintos establecimientos de hostelería concentrados en esa zona de A Pereiriña porque, evidentemente, sus necesidades son mucho mayores que las de una vivienda particular y el suministro no les llega, además de sufrir otras limitaciones de tipo sanitario. Como ponía ayer de ejemplo Alfonso Canosa, en el Hostal Pereiriña llevan ya más de dos meses, prácticamente durante todo el verano, teniendo que recurrir a aportaciones externas para atender a sus clientes.

De ahí que los vecinos ahora estén más o menos convencidos de que si se pudo sacar adelante el campo de la fiesta, con más razón deberían ser capaces de conseguir financiación para el agua, que es un servicio bastante más esencial. Por eso quieren aprovechar este momento en el que todo el mundo es consciente del problema para mantener el pulso vecinal. A partir de ahí irán a por otros objetivos como el del saneamiento, que ayer no se tocó porque ahora prefieren centrarse en el agua.

Votación
1 votos
Comentarios

Los vecinos de A Pereiriña aprovechan la falta de agua para unirse y reclamar