Carballo, muchos motivos para ser destino

Patricia Blanco
P. Blanco CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO MUNICIPIO

ANA GARCIA

Especial turismo | Puerta de entrada a la Costa da Morte, Carballo tiene todo el potencial de este geodestino, pero suma otras singularidades

15 jun 2024 . Actualizado a las 00:22 h.

Hay una pequeña ave, tan aparentemente frágil, pero tan fuerte en su valor para la naturaleza, que ha hallado en el litoral de Carballo un espacio donde criar, cada año con mejores resultados. Ha seleccionado así el mejor lugar para vivir, propiciando un altísimo interés ornitológico.

La píllara das dunas es difícil de ver en otros sitios y ejemplifica muy bien las singularidades que diferencian Carballo y le aportan aún más valor añadido a un municipio que es pórtico de entrada a la Costa da Morte desde A Coruña y que por tanto, ya de base, reúne todos esos recursos turísticos que se aguardan de un geodestino como es esta comarca.

Podrían darse, como poco, media docena de motivos para acercarse a la localidad, y sin duda a la cabeza está el arte urbano, con 10 años de un festival que ha situado Carballo en un circuito internacional, así como el litoral y el surf. Carballo es meca surfera consolidada, con 5 campamentos, uno de ellos el primero de España. Muestra de ese carácter referencial, su participación, con concellos de Euskadi, Asturias y Cantabria, en la Rede de Pobos do Surf. Olas todo el año.

Surf

Carballo es ya referente internacional para esta modalidad deportiva y de ocio, todo el año. Por segunda vez, Razo acogerá una prueba del circuito de la World Surfing League, en septiembre. Un campeonato del mundo júnior.

Arte urbano

Junio trae a Carballo el sonido de las grúas el festival Rexenera Fest. Ya son más de 100 murales en la galería en la que se han convertido las calles. Acaban de sumarse 5. Hay visitas guiadas, planos o recorrido autoguiado con códigos QR.

BASILIO BELLO

Litoral

El espazo natural Razo-Baldaio, imprescindible. Son 5,7 kilómetros de costa que lo erigen como uno de los espacios más importantes del litoral gallego por su biodiversidad. Dunas, marismas, playa fósil, flora y fauna.

Ferias y mercados

Identidad. Mercado cada jueves, feria los segundos y cuartos domingos de mes, y el quinto si lo hay (feirón). Carballo es epicentro comercial en la comarca por estos encuentros y por su red de negocios, también a nivel de gastronomía.

Rutas de interior

El ocio y la admiración en el interior de Carballo llega sobre todo a través del senderismo. La Ruta do Pan, a pie del río Anllóns, o la das Férvedas, una PR-G accesible a todos, pasa por dos de las cascadas más hermosas de la provincia.

ANA GARCIA

Aguas

Posee la localidad el único balneario minero-medicinal que queda en la provincia, aguas ya conocidas por los romanos, con las mejores propiedades de Europa. Para afecciones de piel o respiratorias, pero también enfocadas al relax y disfrute.

 

El secreto | Troles imaginarios

Si entre sus aficiones está la historia, Carballo liga la suya a los trolebuses. Ya no existen como tal, físicamente, pero sí los hay imaginarios, pues es el medio que el Concello ha elegido para que los visitantes puedan recorrer el casco urbano siguiendo trazados literarios sostenidos en fragmentos de autores que le han escrito a la localidad.

Para no perderse...

Referente comercial de la Costa da Morte, Carballo posee además una red gastronómica de bares y restaurantes cada vez de mayor calidad. Patrimonio inmaterial es el sabor, y Carballo se degusta no solo en estos locales, sino a través de su pan —Pan de Carballo—, tanto el tradicional como el de huevo, o del Chocolate Mariño, que se sigue elaborando artesanalmente, al igual que se hacía hace un siglo. Sitúese en la esquina inferior de la céntrica rúa Cervantes y disfrute el olor.

La leyenda

Las hay en torno a dólmenes como el de Pedra Moura o a espectaculares accidentes naturales como Furna Furada, ya en el límite con Caión. También es conocida la del Monte Neme, con sus aquelarres de meigas, pero no muchos saben que, en la noche de San Xoán, antes de ascender el promontorio, estas se lavaban la cara en cascadas como la de Entrecruces. Con ese paso cumplido, seguramente más fácil sería para las meigas decidir qué hacer con los vivos.