Roi Vega: «El deporte nació en la calle, pero hoy en día es impensable jugar en ella»

Antonio Longueira Vidal
Toni Longueira CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO MUNICIPIO

ANA GARCIA

«Hace años era complicado que un chico, o una chica, de Carballo, Ribeira o Noia pudiera acabar jugando en un gran equipo o en una selección; hoy es perfectamente factible», asegura el coordinador del Baloncesto Artai y segundo entrenador del combinado gallego cadete femenino

22 nov 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Colgó las zapatillas deportivas hace tres temporadas para enrolarse en los banquillos. Fue un gran base y el eterno capitán del Escola Basket Xiria. Dirigió con acierto a sus equipos durante treinta años. Ahora Roi Vega Torreira (A Laracha, 1979) es coordinador de Club Artai de Carballo, dirige al equipo sénior, que marcha líder en Segunda División, entrena a los cadetes masculino y femenino del Basket Coruña y es segundo preparador de la selección gallega cadete femenina.

«Estamos arrancando de nuevo porque estuvo todo parado. Empezamos a entrenar en junio, estamos en plena concentración, este fin de semana jugamos un torneo preparatorio en Asturias y en diciembre empezará toda la vorágine porque el uno de enero disputaremos en Huelva el campeonato de España cadete femenino con la selección gallega», indicó Roi Vega, quien añadió: «Será mi cuarto campeonato y vamos con toda la ilusión del mundo. Lo máximo para un entrenador es poder representar a tu comunidad en un campeonato. Tenemos una buena selección, con mucho talento y con un enorme potencial físico».

Un talento que, según el técnico, es extrapolable a la Costa da Morte o Barbanza: «Ahora es mucho más fácil que un niño, o una niña, pueda salir y jugar en un equipo de una gran ciudad. Antes, el deporte de base estaba muy focalizado en A Coruña, Vigo, Ferrol... Hace años era inviable que un chaval de Carballo, Ribeira o Noia pudiera jugar en la selección gallega. Ahora es perfectamente factible. El baloncesto es ahora un deporte mucho más accesible», dijo. Puso como ejemplos el C.?B. Noia o el Calvo Basket Xiria: «Justo antes de la pandemia estuve en Porto do Son en un curso de entrenadores y me llamó la atención que hubiera dieciséis chicas, de entre 14 y 15 años, dispuestas a hacer el curso. Está claro que en esto del deporte hay ciclos, hay bajones, subidas, pero para eso tiene que estar la gente veterana, para dar ánimos y para que el baloncesto crezca».

La sensación es que la resaca postcovid dejó a disciplinas como el voleibol, baloncesto, hockey sobre patines... Huérfanos de elencos potentes. «Hay equipos de Santiago, como el Peleteiro, un histórico del baloncesto gallego, que no saca equipos a competir por temas de protocolos covid y seguridad [sanitaria]. O Sarria, otro histórico con una importante cantera de baloncesto, que tampoco saca equipos a competir por estos mismos motivos. Es de esperar que todo esto cambie con el tiempo, pero también se corre el riesgo de que estos niños que antes jugaban al baloncesto opten ahora por otro deporte. Pero a nivel federativo, se va retomando la normalidad». Roi Vega cree que la nota positiva «es que se están haciendo controles continuados y los mayores de 12 años pueden jugar sin mascarilla... Ahora toca cruzar los dedos y esperar que esto no dé un paso atrás».

El Pequebasket fue una gran iniciativa que se implantó por primera vez en Carballo y que hubo que suspender por culpa de la pandemia. «El Pequebasket fue una forma de recordar que el deporte nació en la calle, aunque ahora casi nadie juegue al baloncesto en la calle. Resultó ser todo un acierto porque venían más de 600 chavales de toda Galicia a disfrutar del deporte sin el corsé de las normas federativas: Yo lo hablo muchas veces. En Carballo entrenaba al aire libre y lloviendo. Era como más me gustaba. Hoy en día es impensable. Mi mejor recuerdo de pequeño era cuando jugaba con los mayores en la liga de la iglesia de Carballo», dice.

Otro de los problemas al que se enfrentan los clubes modestos es a la falta de patrocinador: «Antes de la pandemia estábamos a un nivel más alto, con equipos en Liga EBA, en Primera División... Pero es verdad que ahora no hay tanto patrocinio. Y si no hay dinero no se puede pagar a los jugadores. Y el salto que estaba dando hace un par de temporada la Liga EBA ahora es mucho más complicado». El resurgir del baloncesto pasa «por volver a enganchar a los niños, desde abajo. Ese el compromiso que tengo adquirido con el Artai: competir con gente de Carballo y los que somos un poco más veteranos tenemos que ser ese referente de futuro».

Gran deportista. Roi Vega (A Laracha, 1979) es ingeniero civil y lleva toda la vida vinculada al baloncesto. Es coordinador del club Artai de Carballo, entrena al Calvo Artai de Segunda División masculina, dirige a los cadetes del Basket Coruña y es segundo preparador de la selección gallega cadete femenina.