Agulló y Boedo le dan los primeros tres puntos al Bergan (2-1)

Melissa Rodríguez
Melissa Rodríguez CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO MUNICIPIO

ANA GARCÍA

Los rojillos tuvieron que remontar un 0-1 del Móstoles, que llegó al inicio del partido

10 oct 2021 . Actualizado a las 16:23 h.

El Bergantiños ha logrado el triunfo que tanto anhelaba en la Segunda RFEF. Lo hizo en casa, ante el Móstoles, luego de una derrota inicial y cuatro empates consecutivos. Agulló y Boedo, que se estrenaron como goleadores en lo que va de liga, le dieron los tres puntos al equipo carballés, que desde muy pronto se vio obligado a remontar un 0-1. Este importante triunfo saca, al menos provisionalmente, a los rojillos de los puestos de descenso. Con casi todos los partidos del grupo 1 pendientes de disputar (siete de nueve), los bergantiñáns se aúpan a la zona media de la clasificación con 7 puntos.

No fue el mejor partido de los locales, con apenas ocasiones y, sobre todo, varios despistes a nivel defensivo, si bien es cierto que también en anteriores citas hicieron méritos para llevarse más y tuvieron que contentarse con menos.

El Bergan salió al césped de As Eiroas muy concentrado y cuajó unos primeros diez minutos en los que tuvo el balón e hizo su juego, combinando desde atrás. No obstante, en el primer córner que tuvo el rival madrileño le hizo mucho daño. En la salida del saque de esquina, Álvaro Sánchez aumentó su ránking particular a siete dianas. El 0-1 no llegó sin polémica, pues el conjunto anfitrión reclamó falta sobre Canedo, pero el colegiado señaló el saque desde el medio del campo. Fue la única oportunidad clara de gol de la que dispusieron los visitantes en los primeros 45 minutos, de modo que fueron muy eficaces. El tanto supuso una jarra de agua fría para los carballeses, pero estos lo siguieron intentando, sobre todo por las bandas, con envíos a Cano y Yelco. No obstante, este sábado faltó determinación en tres cuartos. El adversario, también ascendido a la nueva categoría en la pasada campaña, hizo una presión muy alta que obligó a un constante entendimiento entre la portería, la zaga y el centro de los rojillos. Pero ya iba media hora de duelo y las ocasiones seguían sin llegar para los rojillos. Apenas tuvieron dos tiros lejanos que se marcharon altos, y un remate de cabeza de Cano a un lanzamiento de falta desde tres cuartos que se fue a las manos de Tejero. Las continuas faltas de la formación dirigida por Víctor González también cortaron mucho el ritmo de los locales. Pero cuando menos se esperaba, llegó el tanto del empate. Agulló remató de cabeza al fondo de las mallas un saque de esquina. Tampoco se vinieron abajo los foráneos, que tuvieron un acercamiento peligroso a la meta defendida por Santi, pero que Cano despejó con solvencia. Al hilo del descanso, de nuevo el que creó peligro y por sorpresa fue el central derecho del Bergan, Pablo, con un lanzamiento de falta desde el medio del campo, que se marchó a escasos centímetros del travesaño.