Los mercados de Carballo y Cee fían su supervivencia a reformas en busca del sello Excelente

Cristina Viu Gomila
Cristina Viu CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO MUNICIPIO

Ana Garcia

Las obras realizadas en el bergantiñán ya han provocado críticas, aunque se basaron en un estudio realizado con los placeros

18 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El de Carballo ha sido el primero en aplicar las recomendaciones del estudio encargado por el Concello para conseguir que la plaza de abastos consiga el sello de Mercado Excelente otorgado por la Xunta. El de Cee seguirá los mismos pasos. Es una respuesta de los respectivos ayuntamientos para asegurarse la supervivencia de estos centros que en su momento fueron ejes de la actividad comercial y que ahora tienen luchan por mantener la clientela.

En ambos casos, los concellos han encargado estudios para intentar distribuir mejor los espacios y sacar más rendimiento de las instalaciones, pero las obras que ya se han realizado en Carballo ponen de manifiesto que las soluciones dadas no siempre son las mejores. Así lo creen la mayor parte de los comerciantes de la plaza de abastos. Las dimensiones o la localización de los puestos han provocado quejas. Las diferencias entre unos y otros puntos de venta son tan grandes y evidentes que llaman la atención.

De forma provisional se han otorgado a dos panaderías dos grandes espacios que serán destinadas a frutería. Consideran en el Concello que no puede haber un solo comercio de este tipo. Las vendedoras de pan tendrán que ocupar después dos pequeños nichos en la zona del pescado. Le habían ofrecido el lugar a la vendedora de quesos, pero ella consideró que no era adecuado el emplazamiento. Uno de los espacios tiene menos de 4 metros cuadrados y el otro poco más, y la distribución ha dejado otro hueco un poco más grande para carnicería. En ninguno de los tres cabría un expositor al uso.

Por contra, la pescadería que está en la zona central tiene ahora el doble de espacio, aunque no mucho más servicio. Los casi 172.000 euros gastados se han ido en esas modificaciones y en el cambio del suelo. Falta poner un ascensor.

Concesiones de 20 a 25 años con vigencia hasta el 2032  

La mayor parte de los puestos del mercado de Carballo hace ya un año que están ocupados de forma provisional, porque se acabó la concesión, que es de 20 años, según el reglamento municipal. Sin embargo hay otros cinco que tienen la tienen vigente y en algún caso llega hasta el 2032.

Este, explica el concejal de Feiras e Mercados, Juan Seoane, es una de las principales limitaciones a la hora de diseñar la distribución de los puestos, porque algunos comerciantes tienen varios e incluso partes de ellos. 

Precio reducido

La intención del Concello de Carballo es adjudicar de nuevo los puntos de venta que ya han de ser renovados con el canon y las tasas, «ao prezo máis reducido posible». Calcula que en el plazo de dos meses se pueden sacar los puestos a licitación. El trabajo que hacen ahora es el de revisión de las tasas. Los adjudicatarios tendrán que pagar en función de los metros cuadrados que ocupan.

En el caso de Cee, el tiempo de estancia del adjudicatario es incluso más largo, de 25 años. Los 16 puestos que están vacíos en la actualidad son los que saldrán de nuevo a concurso. Quedan 10 años y la propuesta municipal es que se ofrezcan los puestos de venta que están libres a poco más de la mitad del precio de salida que tuvieron cuando se realizó la concesión que sigue vigente. Así, una carnicería de 18,25 metros cuadrados que partía de 12.000 euros, lo hará ahora de 6.240, en tanto que una frutería-verdulería de menos de 5 metros partirá de 1.560. Otra cuestión será las de las cafeterías, que suelen ser los departamentos más caros. Hacerse con la de Cee supone desembolsar 9.360 euros. También habrá un establecimiento así en el de Carballo, para degustación de productos del propio mercado. Este nuevo servicio, que sería nuevo, todavía está por determinar.