La senda de Carballo a Coristanco podría estar terminada a finales de año

Santiago Garrido Rial
s. g. rial CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO MUNICIPIO

Ana Garcia

Los cortes en la comarcal AC-552 seguirán durante dos semanas

19 may 2021 . Actualizado a las 21:35 h.

Las obras para la construcción de la senda peatonal y ciclista entre Carballo y Coristanco tendrían que estar listas a finales de año. Comenzaron a finales de abril, y el plazo de ejecución es de ocho meses, así que coinciden los tiempos de cara a diciembre. Un responsable de la adjudicataria señaló que seguramente se acorte este período, así que se cumpliría de sobra. Ya se verá, porque demasiadas veces los meses ha ido más allá de lo previsto, y por múltiples circunstancias.

De todo esto se habló este miércoles durante la visita a las obras de la conselleira Ethel Vázquez. Ya había estado en otra ocasión para conocer sus características, y ahora para ver cómo va. Uno de los efectos inevitables de los trabajos son las colas de los vehículos en a AC-552, ya que las máquinas necesitan usar uno de los dos carriles de la comarcal. Esto genera largas colas por momentos, reguladas por un semáforo automático. Habrá que tener paciencia unas dos semanas, que es el tiempo estimado para que se elimine este sistema.

La senda en marcha será, como las del plan de sendas de Galicia, de uso compartido entre peatones y ciclistas. Irá desde la zona de A Casilla y A Revolta, en Carballo, hasta Montecelo, en Coristanco, conectando con sus aceras. Y por los dos márgenes, pero no el mismo recorrido. De Carballo a Coristanco, por la margen izquierda, 1.890 metros. Por la derecha, 590 metros, hasta el cruce de Calvo. En esa trayectoria, el enlace de la autovía se salvaron una amplia curva, justo al lado de la carretera que conduce a Ponte Lubiáns, y seguro que muchos peatones descubren gracias a esta obra que por ahí se va a este importante monumento, durante muchos años no señalizado y ahora sí, pero en una vía lateral. Y pasarán además a unos metros del núcleo de A Igrexa, ya desaparecido (salvo una par de casas) pero clave en la historia del Carballo viejo, como aparece reflejado en itinerarios militares del siglo XVIII.

Para salvar el río (Grande, procedente de Entrecruces y Rus, que unos metros antes recibe las aguas del Rosende) se construirá una llamativa pasarela metálica adosada, que permitirá respetar el ancho de la senda, de 2,5 metros. En el resto del tramo, el paseo llevará también una zona ajardinada. Y todo esto, ejecutado por López Cao, cuesta algo más de 1,1 millones de euros.

La conselleira indicó que con esta actuación se da casi por concluido el plan de sendas de Galicia, aunque aún quedan algunas como la de Soesto. Y aprovechó para recordar que, dentro de los diversos planes de movilidad de su departamento, los jóvenes juegan un papel esencial. Desde este viernes, día 21, los trayectos en los autobuses públicos todos los menores de 21 años de Galicia podrán viajar gratis en ellos. Algo importante, para los bergantiñáns que estudian en Santiago o A Coruña, por citar dos ejemplos cercanos.

En el acto de este miércoles estuvieron los alcaldes de Carballo, Evencio Ferrero, y Coristanco, Juan García. Este destacó la importancia de tener espacios que permitan que la gente vuelva a salir, además de la importancia de conectar dos municipios limítrofes. Por su parte, Ferrero dijo que la movilidad es una apuesta que va a más, y Carballo es un buen ejemplo, tanto por lo ya hecho, como por lo que está en marcha (hay 18 kilómetros en proyecto). Y también destacó que se incremente la unión con Coristanco, un municipio al que se siente muy unido.