El solar que funciona como helipuerto en Carballo fue donado por una vecina a la Iglesia hace 35 años

Santiago Garrido Rial
s. g. rial CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO MUNICIPIO

ANA GARCIA

Así consta en la escritura ante el notario Alfonso Goday de 28 de diciembre de 1986, como explica en una nota el consello parroquial pastoral

02 mar 2021 . Actualizado a las 09:19 h.

Una de las propiedades llamativas de la Iglesia en Galicia, fuera de los lugares o espacios vinculados al culto religioso, es un solar de Carballo, situado cerca del centro de salud, la residencia de mayores o Facenda, en la antigua zona de Pedras Brancas. Esta vinculación la conocían, además de los interesados y algunos vecinos de esa parte elevada de la localidad, poca gente, pero ha logrado notoriedad tras aparecer en la lista de los bienes registrados por la Iglesia (7.131 en Galicia), que acaba de hacer pública el Gobierno. Y es llamativa y singular porque suele hacer las funciones de helipuerto, cuando acuden los helicópteros del 061 por casos graves. Ha pasado muchas veces, y para ser un solar sin ninguna infraestructura, más que la planicie, presta más servicio que el helipuerto real de Lires, o que los espacios reservados en los puertos.

Lo curioso es que este solar no fue registrado al amparo del cambio en ley hipotecaria que permite ese tipo de inmatriculación de bienes, aprobada en la época de Aznar, sino que viene de mucho antes. En concreto, se debe a una donación de una vecina, Clotilde Vilariño Fernández, a la Iglesia, y en concreto a la parroquia de Carballo. Así consta en la escritura ante el notario Alfonso Goday de 28 de diciembre de 1986, como explica en una nota el consello parroquial pastoral y el de asuntos económicos de San Xoán Bautista. «A parroquia, agradecida, cumpre coa obriga de celebrar cada ano un funeral polos defuntos da donante», dice.

Añade que la parroquia, «amosando compromiso social e colaboración coas institucións», permite el uso de este solar para el servicio del helipuerto, al igual que hace con la «cesión para uso social» de todos sus locales y viviendas: el propio centro social, servicios de Cáritas, acogida de transeúntes, pisos de acogida, centros de día de mayores, Fogar Dona Basilisa, o rectorales de Sísamo, Lema y Berdillo.