Multan a un larachés por ir a Carballo a coger agua de una fuente, y a un cabanés por ir de compras hasta Cee

«Si denuncio todo lo que veo no bajo de las 20 sanciones al día», dice un Guardia Civil de Bergantiños


Carballo / al vOz

Continúan las campañas de control y vigilancia en la Costa da Morte por parte de las fuerzas de seguridad para detectar posibles infractores en el cumplimiento de los cierres perimetrales.

Así, en la jornada de ayer agentes de la Policía Local de Carballo efectuaron varios dispositivos en todo el término municipal, que se saldaron con otros siete denunciados más. El caso más llamativo fue el de un vecino de A Laracha que se saltó la normativa para ir a coger agua a una fuente de Carballo. A otras seis personas le fueron abiertas otras tantas actas de denuncia por utilizar como salvoconducto una cita médica en A Coruña para, de paso, hacer la compra en supermercados de la capital de Bergantiños. En Cee, la Policía Local denunció a un vecino de Cabana por ira hacer la compra a la capital ceense. Cada uno de ellos se enfrenta a una multa de 600 euros.

«Si denuncio todo lo que veo no bajo de las 20 sanciones al día»

La picaresca está a la orden del día en la Costa da Morte. Son muchos los que utilizan todas las tretas que tienen a su alcance para saltarse los cierres perimetrales y los toques de queda a sabiendas de que se enfrentan a multas de como mínimo 600 euros. Y en las fuerzas de seguridad de la comarca son conscientes de esta problemática y hace ya tiempo que dejaron de advertir e informar para directamente pasar al bolígrafo y la libreta.

Un agente de la Guardia Civil de la comarca de Bergantiños, que prefiere mantenerse en el anonimato, ofrece algunas claves de cómo está la situación en la actualidad: «Somos muy conscientes de que hay un problema. Son muchos los que se saltan la normativa y buscan carreteras alternativas pensando que no habrá controles. Y nosotros claro, lo sabemos y montamos estos dispositivos preventivos porque somos conscientes de todo este trasiego. Lo que también ocurre a veces es que observamos ciertas conductas, sobre todo de gente mayor, que no está tan al tanto de la normativa y a veces optamos solo por informar de que están incumpliendo el decreto. En mi caso, y hablo por mí, si yo denuncio todo lo que veo no bajo de las veinte sanciones al día». Y añadió: «Un día normal, en media hora caen entre diez y quince conductores infringiendo la normativa, sobre todo en materia de cierres perimetrales». Los mismo sucede con los salvoconductos médicos, «que muchos utilizan para otras cosas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Multan a un larachés por ir a Carballo a coger agua de una fuente, y a un cabanés por ir de compras hasta Cee