Multan a cinco menores, uno de ellos reincidente, en Carballo por no llevar la mascarilla de forma correcta

Guardia Civil y policías locales intesificarán los controles en la Costa da Morte


Carballo / La Voz

Cansados de advertir, alertar e informar sobre las consecuencias, sancionadoras y sanitarias, de incumplir los protocolos y las restricciones a la movilidad, los integrantes de las fuerzas de seguridad de Carballo han decidido tirar de bolígrafo.

La Guardia Civil ya interpuso una treintena de denuncias desde el pasado fin de semana en la capital de Bergantiños. En su mayoría en el casco urbano por quebrantar el toque de queda, por el uso incorrecto de la mascarilla (o no llevarla puesta), por saltarse el cierre perimetral para ir a Coristanco (y viceversa) sin el documento que acredite los desplazamientos y por saltarse a la torera los aforos en varios establecimientos hosteleros.

A estas labores se suma la Policía Local. Los agentes intensifican los controles en los accesos a la capital municipal y empiezan a sancionar a los que incumplen los protocolos y las restricciones. Entre ellos, a cinco menores, a los que la Policía Local abrió acta de denuncia por el uso incorrecto de la mascarilla. Cada uno de los jóvenes se enfrenta a una multa de 100 euros. Tres de estos menores fueron interceptados este viernes paseando por la rúa Cervantes. No llevaban la mascarilla puesta. Uno de los infractores ya fue propuesto para sanción sobre las tres de la tarde de este mismo jueves en la praza do Concello y por estos mismos hechos. Los otros dos menores fueron parados en la rúa Perú en la mañana del jueves: llevaban la mascarilla cubriendo únicamente la barbilla dejando el resto del rostro al descubierto.

Sanción a un bar reincidente

También la Policía Local ha abierto diligencias administrativas contra el dueño de un bar situado en el casco urbano, cerca de la praza do Concello, por incumplir los protocolos de aforo. Cuando los agentes accedieron al establecimiento se encontraba en el interior al titular y a cuatro clientes consumiendo. Para no levantar sospechas, el propietario habilitó una puerta de servicio. Dentro del negocio estaba perfectamente montada una mesa para tres comensales, pese a que la normativa indica claramente que queda terminantemente prohibido consumir y comer dentro de los negocios.

En principio, la propuesta de sanción es para el titular del local, aunque no se descarta que se amplíe a las cuatro personas que estaban en el interior del negocio. Se da además la circunstancia de que sobre este establecimiento hostelero pesa otra denuncia tramitada en marzo por el supuesto quebrantamiento del estado de alarma y confinamiento de la población, decretado por el Gobierno central el 14 de marzo del pasado año.

La Guardia Civil y las policías locales intensificarán los controles en la Costa da Morte

Agentes de la Guardia Civil adscritos a la quinta compañía, con base en Carballo, y de Tráfico, tanto de A Coruña como del destacamento de Corcubión, así como de los diferentes puestos de la Policía Local de la zona intensificarán los controles en los accesos y salidas de la Costa da Morte. Estas tareas serán especialmente relevantes en aquellos municipios sujetos a severas restricciones en la movilidad y en aquellos, como A Laracha o Carballo, donde la incidencia del covid-19 empieza a ser realmente alarmante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Multan a cinco menores, uno de ellos reincidente, en Carballo por no llevar la mascarilla de forma correcta