Calvo contrata a 182 personas para trabajar también los fines de semana

E. abuín / X. Ameixeiras REDACCIÓN / LA VOZ

CARBALLO MUNICIPIO

CALVO

LABORAL | La empresa refuerza la plantilla para acelerar la producción de las nuevas latas vuelca fácil

23 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La apuesta tecnológica de Calvo con la patente Real Peel para producir las nuevas latas de atún vuelca fácil, lejos de reducir el empleo por la posible robotización, lo está incrementando. Así lo confirmó el director general para Europa, Enrique Orge. De hecho, la multinacional carballesa ha puesto en marcha esta misma semana un turno de fin de semana que supone la contratación de 182 trabajadores.

La factoría de Carballo, donde se ha llevado a cabo una reforma integral para implantar el nuevo proceso, está ya fabricando el modelo de envases presentados el jueves por la empresa. A finales de febrero ya se podrán comprar en las tiendas. Sin embargo, y aunque gran parte del complejo fue reformado para el proyecto Real Peel, en una parte de la fábrica carballesa se seguirán elaborando otras conservas, aunque no las redondas de atún, claro, pues estas dejarán de venderse una vez agotado el stock. La compañía consiguió una «fábrica versátil», según Orge, pues junto con los novedosos procesos, continuará sacando las segundas marcas Eureka y Razo.

No es la primera vez que Calvo tiene que hacer contrataciones extra en plena pandemia, pues ya hace casi un año, en marzo del 2020, tuvo que reforzar la producción con un turno de fin de semana y contratar a 50 personas para asegurar el abastecimiento del mercado tanto en Italia como en España. En ese momento, la industria de la conserva se consideró esencial en plena crisis sanitaria.

Quique Orge comentó que la implantación del nuevo proyecto, que llevó cuatro años de trabajo y supone una inversión de 30 millones de euros, ha sido muy complejo y ha contado con el apoyo de muchas personas e instituciones. En este sentido, quiso agradecer también la buena disposición del Concello de Carballo para todos los trámites necesarios, pues hubo que hacer cambios urbanísticos en 32.000 metros cuadrados de terreno. «Es una planta preparada para crecer», dijo sobre la factoría de Carballo, que con el Real Peel ha sufrido lo que la propia empresa considera «la apuesta más importante de los últimos 20 años». Sin embargo, no hay calendario aún para implantarlo en Brasil y el Salvador. «A medio plazo», dijo Mané Calvo.