El arte urbano como recurso turístico

Carballo alberga ya 84 obras, a las que ofrece visitas guiadas en pequeños grupos


carballo / la voz

Un museo al aire libre con casi 85 obras, muchas de ellas de autores de trayectoria internacional, y además sin coste de entrada. Llama la atención, desde luego. El arte urbano, primero con el proyecto Derrubando muros con pintura que impulsó el Concello allá por el 2013, y después con el festival Rexenera Fest, evolución natural de la iniciativa anterior cuya sexta edición viene de concluir días atrás, ha convertido Carballo en una inmensa sala expositiva, cada vez más popular y reconocida en estas y otras latitudes.

La capital de Bergantiños tiene ya un hueco en el mapa del arte contemporáneo urbano, con tanto tirón en grandes ciudades, y eso ha devenido en un nuevo recurso turístico. En el 2019 fueron 817 las personas que acudieron a la localidad motivadas expresamente por estos murales, para tomar parte en visitas guiadas a las creaciones que han humanizado la cara menos amable del casco urbano, la de las grises medianeras y espacios vacíos. En este 2020 extraño se alcanzan las 210, con varios grupos reservados para próximas fechas, detalla Maite Parga, técnica del área de Turismo carballesa. Obviamente, habría que sumarle las visitas que se hagan por libre.

También se ofrecen recorridos, siempre para grupos pequeños, por el Museo de Bergantiños y la costa carballesa. No obstante, indica Parga, el que más tira, «con diferenza», es el artístico, «tanto para a xente da zona como para a de fóra, xente que chega da Coruña, de Santiago...». «Xa hai anos que na oficina entra xente preguntando especificamente polo proxecto de arte urbana, e iso significa unha moi boa proxección», valora Parga, que también reseña la participación de escolares en estas rutas. En la Costa da Morte, ninguna de sus tres comarcas está ya vacía de arte urbano: desde Cee hasta Ponteceso o Malpica albergan intervenciones de este tipo, aunque no al nivel de Carballo, donde la abundancia y variedad de obras hasta permiten configurar distintos trazados en función de lo que busque el visitante.

Opción para estos tiempos

«Podemos facer, por exemplo, rutas adaptadas a unha temática: igualdade, medio ambiente... Tamén poden elixir traballos de gran formato, como son os do Rexenera», explica Maite. En hora y media, que es lo recomendable para una ruta de este tipo, no da tiempo a ver todo. Unas 15 obras por visita, más o menos. «Adaptámonos bastante ao que se nos pide e incluso hai xente que repite e que, di, ve cousas diferentes», añade.

El espíritu de este tipo de arte ha ido calando en buena parte de los vecinos, que además brindan colaboración, puesto que los murales se levantan sobre paredes (exteriores) particulares en la mayoría de los casos. Son bien conscientes de que viven en un museo y lo dejaron claro en una de las actividades paralelas a la sexta edición del Rexenera Fest, una especie de juego de pistas y yincana: los carballeses demostraron ser «expertos» en la contemplación y podían resolver los desafíos con mayor facilidad. Hubo que adaptar el festival, eso sí, a los tiempos del coronavirus, reduciendo las propuestas que solía llevar aparejadas el encuentro (conciertos, charlas...) y seleccionando únicamente artistas nacionales: Sokram, Elisa Capdevila, Reskate Studio, Xoana Almar y Sabek han sido los autores de este 2020. «A xente que tiña un preconcepto sobre Carballo chega e sorpréndese co que se atopa. Algúns que o coñecían din que está moi cambiado dende a última vez e que os murais, en consonancia coa reurbanización que se está facendo en varias rúas, lle dan unha volta a un casco urbano que podía parecer pouco agradable», sopesa la técnica de Turismo.

Ahora que, a causa del covid-19, se demandan actividades al aire libre, y sin grandes concentraciones, visitas guiadas como estas de Carballo son una opción estratégica para diferenciarse. «Estamos moi contentas, funcionan ben, o goteo é constante e o feedback que temos coa xente é moi positivo», asegura Maite, que ejerce asimismo de guía, al igual que Inés Andrade. A las rutas procuran darle valor añadido, contando cosas que no se encuentran en las web. Para participar no hay más que llamar al Museo de Bergantiños (981 702 077) y concertar cita o bien cubrir un formulario disponible en la web municipal carballesa, en el apartado del museo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El arte urbano como recurso turístico