El campo de As Eiroas toma una nueva imagen de cara a la próxima temporada

En una visita realizada ayer, el alcalde, Evencio Ferrero, y los concelleiros de Obras y Deportes, Luis Lamas y Marcos Trigo, inspeccionaron el campo de fútbol y comprobaron cómo están avanzando los trabajos


carballo / la voz

Las obras del campo de As Eiroas marchan a buen ritmo. En la próxima temporada, tendrá mejores servicios, tanto para los deportistas como para el público. La ampliación de los vestuarios, la contrucción de una nueva grada cubierta y la urbanización exterior se encuentran en la recta final. En septiembre del año pasado se había firmado el acta para el inicio de los trabajos de mejora de las instalaciones. Sin embargo, el desarrollo de las reformas se vio frenado por el estado de alarma, afectando al abastecimiento de material. En las últimas semanas consiguieron recuperar la normalidad e intensificar el trabajo con la idea de tenerlo listo para la próxima temporada.

En una visita realizada ayer, el alcalde, Evencio Ferrero, y los concelleiros de Obras y Deportes, Luis Lamas y Marcos Trigo, inspeccionaron el campo de fútbol y comprobaron cómo están avanzando los trabajos, que fueron adjudicadas a la empresa Covisam Norte, por 453.725 euros.

Para renovar, actualizar y ampliar los vestuarios, se ocupó el anterior corredor de acceso y se aprovechó para modificar el sistema de agua caliente y calefacción a través del traslado de la caldera al cuarto de instalaciones de los vestuarios del campo auxiliar. Esto permite acondicionar un segundo vestuario de árbitros.

La segunda gran actuación en el fondo norte, que está casi terminada, es la construcción de una grada cubierta con capacidad para 300 espectadores, duplicando así el espacio. Esto implicó desmontar el cierre, trasladar el vídeo-marcador y demoler la conserjería. Tras finalizar la semana pasada la base de hormigón, queda pendiente la colocación de los asientos de plástico con los colores del equipo bergantiñán, azul y granate. La conserjería se encuentra ahora integrada en una cubierta de hormigón armado que cubre todo el acceso al estadio.

El último objetivo que incluye el proyecto, se realizará en agosto y consiste en la urbanización exterior del viario. Este se desplazará hacia el norte, arrimado al parque de bomberos para ganar espacio para el peatón y generar una zona auxiliar de aparcamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El campo de As Eiroas toma una nueva imagen de cara a la próxima temporada