Una especie vegetal en peligro crítico resiste a la extinción en Carballo y Zas

La Euphorbia uliginosa forma parte de un estudio del Real Jardín Botánico de Madrid


carballo / la voz

Javier Silva se llevó ayer una alegría. El botánico, jefe del departamento de ecosistemas forestales de Lourizán, localizó al norte del casco urbano de Zas una pequeña colonia de Euphorbia uliginosa. Hace 70 años que la halló ya en ese punto el catedrático de Botánica Francisco Bellón y desde entonces no se había vuelto a saber de ella. Se tenía constancia de varios ejemplares en Carballo, donde el propio Silva la localizó en 1985. Ahora, esta rara euphorbia, forma parte de un proyecto del Real Jardín Botánico de Madrid, la Fundación BBVA y el CSIC. Interesa porque se trata de una especie amenazada, en peligro crítico, que es endémica y que solo se ha encontrado en cinco localizaciones en todo el mundo. Las únicas españolas son montes de Carballo y Zas. Las otras tres están en el centro de Portugal.

La Euphorbia uliginosa no es fácil de reconocer. De hecho, hace 12 años la Universidad de Santiago realizó un estudio que sobrestima el tamaño de las poblaciones gallegas, sobre todo porque es fácil confundir la uliginosa con la polygalifolia, bastante más frecuente. A esa conclusión llegaron en julio del pasado año en el congreso celebrado en Granada por parte de la Sociedad Española de Biología de la Conservación de Plantas.

Genoma

El proyecto en el que está implicada esta especie vegetal contrapone los genomas de plantas amenazadas con una invasora. Aprovecha además para realizar una reevaluación de su estado de conservación actual, que es desesperado. De hecho, hace dos años, dos investigadoras se desplazaron a Galicia y no fueron capaces de hallar la planta, que sí encontraron en Portugal, aunque allí, como ocurre en España, se encuentra en áreas sumamente pequeñas y aisladas. Ha tenido que ser la experiencia de Javier Silva la que permitió constatar ayer que la planta sigue existiendo en Carballo y Zas, aunque su población es cada vez menor.

La especie figura en el catálogo de las especies amenazadas tanto a nivel Galicia como nacional. Se trata de una planta que necesita mucho humedad para poder desarrollarse.

En los márgenes de la carretera de Razo y en el polígono de Bértoa

Las perspectivas para la planta no son demasiado buenas. En Carballo, donde se encuentra la colonia más numerosa, las localizaciones coinciden con yacimientos de rocas anfibolitas y no son demasiado buenas para la supervivencia de la especie. Se encuentran fundamentalmente junto a la carretera de Razo y en el polígono de Bértoa.

Javier Silva explicó que uno de los motivos por los que la especie desaparece es que se van perdiendo los lugares en los que la planta se desarrolla. La desecación de los terrenos y la urbanización juegan en contra de esta especie, que no ha encontrado la fórmula para sobreponerse a las circunstancias contrarias.

En el estudio que realizan desde el Real Jardín Botánico de Madrid ponen de manifiesto la pérdida de la biodiversidad que supone la desaparición de plantas como esta euphorbia. Entre los investigadores está Ricarda Riina, que es una autoridad mundial en estas variedades y que fue la científica que presentó el caso de esta planta en peligro crítico en el congreso de la Sociedad Española de Biología de la Conservación de Plantas.

El estudio servirá para documentar la variabilidad genómica de las variedades incluidas, reconstruir las relaciones genealógicas entre las poblaciones y reconstruir el nicho climático de las especies, además de transferir los resultados a los agentes implicados en la conservación y a la sociedad en general.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Una especie vegetal en peligro crítico resiste a la extinción en Carballo y Zas