«Entre Almería y Carballo no encontré ningún control de movilidad»

Un jubilado relata como regresó a su casa de Galicia en plena pandemia

Imagen de archivo de un control en Molina de Segura
Imagen de archivo de un control en Molina de Segura

carballo / la voz

Miguel Ángel Rodríguez regresó a su casa de Carballo el 12 de mayo. Salió de Garrucha, un pueblo de Almería, a las seis y media de la mañana, y en doce horas ya se había plantado en Bergantiños. Lo hizo sin encontrar en su ruta -de casi 1.200 kilómetros- ningún coche de policía, y eso que pasó por ocho provincias españolas cuando estaba prohibido el tránsito entre ellas y en Madrid aún no habían iniciado la desescalada.

«Entre Almería y Carballo no había ningún control de movilidad por el coronavirus», dice, lo que da verosimilitud a las quejas de vecinos de la Costa da Morte sobre la presencia en la zona de residentes en Madrid. Curiosamente, en Garrucha también se dieron numerosos casos de movilidad incontrolada. Miguel Ángel Rodríguez pasa allí los inviernos desde hace tiempo y conoce la procedencia de buena parte de los que tienen apartamentos, y los procedentes del centro del país eran también mayoría.

Miguel Rodríguez, en Garrucha, Almería
Miguel Rodríguez, en Garrucha, Almería

Él y su esposa estaban allí desde el 2 de enero, y pasaron el confinamiento en la localidad almeriense. Debían regresar a Galicia en mayo, porque él tenía pruebas médicas relacionadas con un marcapasos. De hecho, el carballés está ahora ingresado en el Chuac, a la espera de una intervención quirúrgica.

Iniciaron el viaje con toda la documentación a mano, incluidos los recibos del supermercado que probaban su estancia en Garrucha desde enero, convencidos de que tendrían que dar explicaciones de sus motivos de la vuelta a casa, pero no se dio el caso de tener que hacerlo. Eso sí, tuvieron que comer lo que llevaban en el coche, porque los restaurantes en ruta estaban cerrados.

El virus estaba en las cuatro provincias a mediados de febrero

j. v. lado
Gente con mascarillas en Galicia en la fase 1
Gente con mascarillas en Galicia en la fase 1

Ahora en Galicia enferman menos personas en todo un mes que los que lo hacían en marzo en un solo día

Los casos de coronavirus que se están detectando en Galicia en las últimas semanas son ya residuales, pero el número de enfermos, de personas que se contagian y desarrollan síntomas de la enfermedad, es todavía más bajo. Así lo desvela el último análisis de la evolución de la epidemia realizado por el Instituto de Salud Carlos III. En el último mes, hasta el 7 de junio, que es hasta donde llega el estudio, enfermaron por covid-19 en la comunidad 189 personas, menos que las 190 que iniciaron síntomas el 20 de marzo solo en la provincia de A Coruña, la más castigada por la epidemia tal como se sabe ahora.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

«Entre Almería y Carballo no encontré ningún control de movilidad»