Los concellos, atados de pies y manos para conceder ayudas por la crisis

Carballo, A Laracha, Vimianzo y Cerceda están pendientes de movilizar 1.470.000 euros


Carballo / la voz

El pasado día 2 el alcalde de Carballo, Evencio Ferrero, anunció que su equipo de gobierno había dado luz verde a un plan de ayudas a autónomos y pequeñas y medianas empresas (pymes) para tratar de paliar los desastrosos efectos provocados por la pandemia. La cuantía inicialmente prevista ronda el millón de euros, una vez reorganizado el presupuesto, debido a las variaciones experimentadas en varias partidas de ingresos y gastos como consecuencia del covid-19. Y es que el coronavirus obligó, por ejemplo, al Concello carballés a destinar 49.638,56 a la compra y distribución de mascarillas y otros elementos de protección individual, así como geles ricos en alcohol.

El 3 de mayo, el Ayuntamiento de A Laracha anunciaba su propio plan de ayudas a autónomos, que tendría una cuantía mínima de 220.000 euros. Y Vimianzo hacía lo propio, con una estimación de 150.000 euros. En Cerceda, según el alcalde, Juan Manuel Rodríguez, el equipo de gobierno prevé habilitar una partida que rondaría los 80.000-100.000 euros. Es decir, un mínimo de 1.470.000 euros en total.

Pero los cuatro regidores permanecen todavía a la espera de que la Xunta de Galicia y el Gobierno central anuncien y publiquen sus respectivas bases de ayudas para hacer públicos sus respectivos programas municipales, con el objetivo de «non solapalas e duplicar as axudas para un mesmo fin», tal y como apuntaron Evencio Ferrero (Carballo), José Manuel López (A Laracha), Mónica Rodríguez (Vimianzo) y Juan Manuel Rodríguez (Cerceda).

Sin embargo, los días van transcurriendo y ni Madrid ni San Caetano anuncian y aprueban, y lo más importante, publican, sus respectivos planes de apoyo por lo que los cuatro concellos continúan en stand by.

Contexto de crisis

Y todo ello en un contexto de grave crisis sanitaria que ha derivado en una económica de impredecibles consecuencias. Un dato a tener en cuenta: entre marzo y abril se destruyeron en la Costa da Morte 1.151 empleos netos. Muchos autónomos ya han bajado la persiana y otros no saben qué van a hacer y cuánto van a durar ahora que se van reincorporando a la actividad.

Otro tema que mantiene en vilo a los cuatro regidores es sí podrán utilizar, o no, parte del remanente acumulado para incrementar estas ayudas directas a los autónomos. De confirmarse la medida, Carballo podría incrementar su plan hasta los 2,4 o 2,5 millones de euros. «Pero aínda non sabemos nada, nin das axudas do Goberno nin da Xunta e se poderemos empregar os remanentes», explicó estos días Evencio Ferrero.

El Concello de Dumbría invertirá un millón de euros en la contratación de 100 personas durante todo el año

Mientras Carballo, A Laracha, Vimianzo y Cerceda tiran de calculadora presupuestaria para perfilar sus planes de ayudas, en Dumbría han optado por otro escenario diferente: la contratación directa de personas en situación de desempleo. El equipo de gobierno ha aprobado un plan anual de un millón de euros para la contratación de cien personas bajo el paraguas del Plan de Emprego Local. El alcalde, el socialista, José Manuel Pequeño, explicó los pormenores de este proyecto y justificó esta medida.

«No ano 2008, coincidindo coa grave crise económica, o Concello apostou pola contratación de persoas en paro ou en risco de exclusión social. O noso argumento foi que ao través destas altas na Seguridade Social incentivaríase o consumo e de aí, a actividade económica. Creo que, polos resultados acadados, foi unha iniciativa importante. E por iso repetimos nesta ocasión, xa que esta crise económica vai ser tan grave, ou máis, ca do 2008», dijo.

Este Plan de Emprego Local tendrá una gran incidencia durante la época estival: «Non sabemos se poderemos ir ás praias e en que condicións, pero é evidente que hai que levar a cabo continuos traballos de limpeza e desinfeccións en espazos públicos, no entorno da cascada e da praia do Ézaro... Hai que ter todo listo e preparado por se, dalgunha forma, se reactiva o turismo, aínda que non sexa como antes da chegada do covid-19, e precisamos de persoal para facer estes traballos de forma continuada e garantir a hixiene sanitaria en todos estes espazos públicos».

Pequeño considera que no se debe dejar de lado la promoción turística de Dumbría, sea el escenario que sea: «Haberá que ter listas as bases para a contratación de socorristas, para a oficina de información turística... E todo iso queremos levalo a cabo con persoal local».

«Se podo acollerme a estas axudas, fareino»

Ana Fariña Costa regenta desde hace diez años Florería Lilos, en la rúa Santa Lucía de A Laracha. Afectada, como la gran mayoría de empresarios y autónomos de la zona, ya ha perdido dos meses importantes de facturación: «O Día da Nai, Semana Santa... Houbo cancelacións de vodas e comunións que, por sorte, só quedaron aprazadas para o ano que vén. Pero ao traballar cun produto perecedoiro, afectounos moito máis esta crise, polo que se podo acollerme a estas axudas, fareino, porque son moi importantes para un pequeno autónomo». Y añadió: «Reabrín ao público o pasado luns, día 11, despois de case dous meses co negocio pechado. E estar tanto tempo sen traballar afecta moito á económía polo que todo o que sexan axudas, benvido sexa», esgrimió.

Puertas cerradas

Las grandes Adminisraciones suelen ir siempre a remolque de la realidad. En ocasiones, los organismos públicos deberían adelantarse a los acontecimientos ciertos. La crisis, sobre todo de los autónomos y pequeños empresarios, es y se ve real. Por eso, algunos concellos tienen previstas ayudas para hacer frente a la situación, pero no pueden porque las demás Administraciones aún no les abrieron las puertas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los concellos, atados de pies y manos para conceder ayudas por la crisis