Fran Pallas: «Empezou case como unha broma e agora levo sobre 50 pedidos»

El carballés creó en plena pandemia un modelo de soportes higiénicos contra el coronavirus


carballo / la voz

Francisco José Gómez Pallas, conocido piloto de Carballo por su asidua participación en el Dakar, vio en la propia pandemia el momento de reinventarse. Desde hace apenas unas semanas fabrica soportes de seguridad contra el covid-19. Se trata de unas estructuras metálicas con espacios para guantes, gel hidroalcohólico y papelera. Y no solo eso, sino que incluyen, además, un pedal para así no tener que tocar el dispensador de gel o la papelera con las manos. En realidad, tiene varios modelos, y todos ellos son personalizables. No le va nada mal.

Punto Higiénico. Así se llama la empresa que Fran Pallas creó del día para la noche. «Eu fabricaba, como autónomo, estruturas metálicas de todo tipo para particulares. Pero coa crise sanitaria parouse bastante o traballo, como en case todos os sectores, e vin nisto unha saída». Así empieza explicando el carballés los inicios de esta iniciativa, y así termina: «Empezou case como unha broma e agora levo sobre 50 pedidos».

Cuenta que un día, un cliente que tiene un bar le pidió algo que ni el propio hombre sabía muy bien cómo hacer para poder tener el gel hidroalcohólico a disposición de los consumidores cuando retomara su actividad. «Despois díxome que a ver se lle podía poñer, tamén, unha papeleira... e foi cando me puxen a pensar e engadín o resto. Encantoulle!», explica. A raíz de esta persona llevar el soporte, ya logró otros dos clientes. Al publicar las imágenes de sus productos en su perfil de Facebook llegaron todos los demás.

Él, apasionado de las motos, está realmente fascinado con la respuesta que ha obtenido su iniciativa. Es por ello que dice no ponerse límites: «Estou aberto ao que pidan e dende onde, hai que reinventarse!». En principio hace envíos a todo el territorio nacional, aunque no descarta, si surgiese la oportunidad, hacerlos, también, al extranjero.

Por el momento, ya ha recibido encargos de supermercados, concellos, tiendas y bares, sobre todo, de Carballo, pero también de otros lugares de la comarca como Malpica, e incluso de A Coruña, Santiago y Pontevedra. Varios amigos le ayudan a sacar el trabajo de delante, porque asegura que le está dedicando horas y horas a estos soportes. Ahora que ya le ha cogido el truco, podría producir, dice, entre 50 y 100 diarios. No descarta, por ello, siempre que haya demanda, contratar a algún empleado. Los precios de los productos, cuenta, son «asequibles».

Las estructuras pueden ser de metal imprimado y pintado o de acero inoxidable; grandes o pequeñas; con gel, guantes y papelera a escoger, y personalizadas o no. En breve tendrá disponible una web corporativa. «Isto acaba de nacer, pero o certo é que gustou, e coa desgraza que está habendo e que ten toda a pinta de que non rematará polo de agora, dalgunha forma tamén é unha maneira de botar unha man», concluye el bergantíñán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Fran Pallas: «Empezou case como unha broma e agora levo sobre 50 pedidos»