Cuatro hermanos separados a casi un kilómetro por el estado de alarma

Pese a estar en Carballo, no pueden verse. Sus padres ya no están juntos, pero a efectos legales siguen casados

a. g.
carballo / la voz

María Jesús Reborido, Veaceslav Gorgán, Slava, y sus hijos demuestran, con su historia, la cara más dura del confinamiento. Divididos en dos casas, llevan más de un mes sin verse presencialmente entre ellos. Este matrimonio ha roto su relación sentimentalmente, pero no a efectos legales. Como se llevan muy bien entre ellos y ambos viven en Carballo, por el momento no se habían planteado el divorcio, y como consecuencia, la custodia de los niños. No obstante, con la entrada en vigor del estado de alarma, se vieron desamparados, pues el Gobierno permite los desplazamientos en el caso de aquellos padres que tengan la custodia compartida, pero cualquier otro movimiento sin documento que lo justifique no está permitido. Es su caso.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

Cuatro hermanos separados a casi un kilómetro por el estado de alarma